Solo los atléticos muy atléticos serían capaces de responder a la siguiente pregunta: ¿quién es el máximo goleador histórico del Atlético de Madrid en Primera División? Seguro que hay seguidores del club colchonero que responderían de manera errónea esta cuestión.

Adrián Escudero con la camiseta del Atlético Aviación

Adrián Escudero con la camiseta del Atlético Aviación

Yo he de reconocer que no había escuchado hablar de él hasta que le elegí como protagonista para este artículo. La razón de la elección es que hoy se cumplen seis años de su fallecimiento. Adrián Escudero García nació en Madrid el 24 de noviembre de 1927.

Con 17 años fichó por el club rojiblanco para desarrollar allí toda su carrera deportiva profesional, sin embargo, tuvo que esperar a cumplir la mayoría de edad para debutar.

A partir de ese día, 13 temporadas, todas en Primera División, en las que disputó 287 partidos y anotó 150 goles. Contando todas las competiciones disputadas, solo es superado en el apartado goleador por Luis Aragonés, que logró 173 goles, 4 más que Escudero.

Pese a ser un goleador contrastado, nuestro protagonista de hoy apenas jugó tres partidos con España estando a punto de ir con el combinado nacional al Mundial de 1950.

“Basora y yo estuvimos concentrados quince días en El Escorial para ir al Mundial de Brasil y llegado el momento dijeron: Escudero y Basora se quedan en Madrid. ¿Por qué? Porque se había metido un directivo en el avión y no habían más plazas.” – Antonio Escudero

No obstante, uno de aquellos tres encuentros fue histórico. El 17 de marzo de 1954 se disputó en Roma un Turquía-España que tuvo un desenlace anecdótico y cruel para los intereses españoles. Tras ganar ambos países su partido como local, se celebró el desempate en la capital italiana.

El ganador iría al Mundial de Suiza. El encuentro terminó 2-2 y Escudero logró el segundo gol español, que servía para llevar las tablas al marcador. Como aun no se había instaurado la tanda de penaltis para desempatar un partido, se recurrió al siguiente sorteo: una bolsa, dos papeles y la mano inocente de un bambino. El resultado se lo pueden imaginar.

Escudero logró ganar dos Ligas con el Atlético de Madrid (1949/1950 y 1950/1951), anotó el gol 1000 de los colchoneros en Primera División y dirigió desde el banquillo, en tan solo una ocasión, al club de sus amores. Durante la temporada 1967/1968 ocupó el cargo de entrenador del Club Deportivo Badajoz.

Sobre El Autor

Apasionado del fútbol y Bético por encima de todas las cosas. Continuamente pendiente de la actualidad del club verdiblanco, disfruto y sufro con las alegrías y sinsabores del Betis. Ser Bético es real como la vida misma, ya que uno aprende a levantarse tras continuas caídas. Y ahí está la verdadera fuerza del Betis: en sobrevivir a los contratiempos.

Artículos Relacionados