Considerado por algunos como el último chico malo del fútbol inglés, en lo que todo el mundo coincide es en ver en Wayne Rooney un talento bestial. La tarde del 12 de Febrero de 2011, aquellos que acudieron al derbi por antonomasia de la ciudad de Manchester, fueron testigos de uno de esos goles que cuando se disfrutan en vivo uno tiene la sensación de haber asistido a una auténtica obra de arte.

Aquella tarde, Van Basten encontró a su digno heredero…

Sobre El Autor

Fundador y Director

Nací en Murcia y crecí viendo al Barcelona de los Romário, Laudrup y Stoichkov. El fútbol de posesión y la figura del 4 son las claves.

Artículos Relacionados