4 Respuestas

  1. Toni Mateo

    Bueno, discrepo a medias con Dimitro y con Ibra.
    El primero fue un error de fichaje debido a la cabezonería de Guardiola de incorporar un central lento y tosco con el balón, pero bueno, 10 millones de euros de pérdida más la ficha que debió cobrar es un mal menor (algún día se tendría que hablar de todos los fichajes que pidió expresamente y no dieron resultado, es una larga lista, lo que dice bastante del ojo clínico en cuanto a fichajes de este entrenador).

    Y en cuanto a Ibra, primero que me parece exagerado la tasación que hizo el Barça de Eto’o teniendo en cuenta que al año siguiente acababa contrato. Y segundo que Ibra tuvo serios problemas de adaptación (sólo hay que leer los extratos de su biografía que salieron publicados la semana pasada y que hace plantearte la mentalidad de niñato que tiene este chaval), lo que hizo que el segundo tramo de la temporada se borrara del equipo. Pero la mitad de temporada que hizo fue más que notable. Aún así en el balance final marcó una veintena de goles, incluyendo el gol contra el Madrid, que significaron los 3 puntos de diferencia con los que el Barça ganó la Liga sobre los blancos. Y se pudo vender por 24 millones.

    Responder
    • Gingerand

      Dimitro efectivamente fue un fracaso de fichaje. Guardiola compensaba sus “cantadas” en contrataciones como la del ucraniano o por ejemplo Hleb, con sacar petróleo de la cantera.

      En cuanto a Ibra, creo que económicamente la operación fue un desastre. El artículo va dirigido más bien a fichajes poco rentables que a fichajes de dudosa calidad (aunque en el caso de Dimitro bien podría estar en ambas listas).

      Eto’o venía de meter 30 goles con el Barsa con lo que tasarlo en 20 millones no fue descabellado. Además valorar la aportación de Ibra por el gol contra el Madrid es como decir que Anelka fue rentable en el Madrid por su gol de cabeza al Bayern…

      En cualquier caso, las listas es lo que tienen que generan debate ;)

      Responder
      • Toni Mateo

        Bueno, estás cogiendo a medias mis palabras.
        Bajo mi punto de vista un jugador, aparte del dinero que te cueste, será más o menos rentable también en función de lo que aporte al equipo. Y Ibra aportó durante una parte de la temporada, no sólo lo valoro por el gol del Madrid, sino que también abrió el marcador en bastantes partidos, aparte de convertirse en un buen asistente.
        Chygrynskiy se fue con un balance de -10 millones, algo anecdótico para la economía del Barça. Pero de Ibra se recuperaron casi la mita del efectivo que se pagó, quedando con un balance final de Eto’o + 20 millones (+ la indemnización por Hleb, pero eso no sé si meterlo en el mismo saco).
        No fue una operación ejemplar, ni rentable, pero se me ocurren otros jugadores que fueron casos peores, como por ejemplo Gerard López, que costó unos 20 millones de euros y estuvo 5 años en el Barça con una aportación mínima y no había manera de sacárselo de encima.

  2. Futbolero

    Vaya unos paquetes que fichan los equipos muchas veces. Me llama la atención que muchos de ellos son producto de la época convulsa de millones que vivió el fútbol mundial. En nuestra Liga sin ir más lejos el gastarte 2.500 millones de pesetas por medianías estaba a la orden del día.

    Por ello, de aquellos polvos vienen estos lodos

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.