La jornada número 30 de Liga ya ha concluido y a tan solo ocho partidos del final de campeonato, Real Madrid y Barcelona continúan sumando victorias. Ambos equipos ganaron sus respectivos partidos anoche y sumaron los tan necesarios tres puntos que les mantiene vivos en la disputa por el título y que prolonga esta emoción futbolística que tiene toda la pinta de continuar su marcha.

El conjunto de Ancelotti se llevó los tres puntos de Vallecas tras los goles de Cristiano y James y el Barcelona goleó por 4 goles a 0 a un Almería que no tuvo muchas opciones y que presentó a su nuevo técnico Sergi Barjuan, quien no tuvo el debut soñado tras el doblete de Luis Suarez y los goles de Messi y Bartra.

Los blancos siguen a cuatro puntos del equipo de Luis Enrique y como el culé dijo hace unos días en rueda de prensa, “ninguno de los dos equipos ganarán todos los partidos hasta final de liga”, lo que significa que tienen que tratar de conseguir los máximos puntos con rivales menores. Sobre todo, porque el Barcelona aún tiene que enfrentarse a Sevilla, Valencia, Real Sociedad y Atlético de Madrid, en un calendario que se prevé más complicado que el que le espera al equipo madrileño.

Cristiano Ronaldo y Gareth Bale sacan de centro

Cristiano Ronaldo y Gareth Bale esperando para hacer el saque

Los blancos ganaron a pesar de que en la primera parte el equipo de Paco Jémez mostró intensidad y acechó la portería de Iker. Una intensidad que como era obvio no duraría los 90 minutos, por lo que ese desgaste fue aprovechado por los jugadores del Real Madrid que desplegaron un buen juego en el centro del campo y llegaron a la portería de Cristian Álvarez con facilidad hasta conseguir marcar durante los últimos 45 minutos.

Un marcador que inauguró Cristiano Ronaldo con un cabezazo a pase de James y que supuso su gol número 300 en el Real Madrid. Sin duda, una cifra que será especial para el futbolista portugués quien ha marcado seis goles en los dos últimos partidos.

Unso encuentros que nada tienen que ver con su juego tras las vacaciones de Navidad, cuando muchos comenzaron a hablar de su ‘sequía goleadora’ y su mala racha. Pero a día de hoy, y tras más de dos meses de malos partidos, el luso lleva marcados 37 goles en 30 encuentros de Liga. Una cifra que seguramente variará con los 8 partidos que restan para el final y que seguirá sorprendiendo.

Podríamos decir que al Madrid solo le queda esperar a que el Barcelona falle para poder acortar distancia. Pero esperar no significa que puedas permitirte perder un solo punto porque si lo haces, y falla el equipo de Messi, el Real Madrid seguirá en el mismo punto en el que se encuentra ahora.

Es decir, luchando con todas las ganas del mundo, pero con un Barcelona que seguirá siendo líder cuatro puntos por encima y con el título liguero en su poder. Así que, atentos futboleros, se presentan ocho jornadas de lo más interesantes.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.