El fútbol ha cambiado mucho en lo que va de siglo XXI, pero seguramente la posición que más ha evolucionado es la del portero. No solo por las nuevas reglas, sino incluso estéticamente. Hoy vamos a hablar de uno de esos porteros modernos que lucen manga corta, se mueven por el área, no les quema la pelota en los pies y ocupan los palos con una postura que denota personalidad y seguridad en sí mismo. Se trata de Alessio Cragno, un portero joven, parte de esa hornada de nuevos y buenos porteros italianos que comanda Donnarumma, con una fortaleza física y mental que le ayuda a ser uno de los más llamativos guardametas de la Serie A.

Alessio Cragno es un portero rocoso, de buena planta y estatura normal para su puesto (mide 1’84 metros). Destaca, además de por su confianza, por su colocación bajo palos. No tiene miedo a salir y a dominar su área, aunque si tiene que mejorar en algo es tal vez a la hora de blocar, ya que suele despejar demasiado, incluso en tiros de larga distancia. Su estilo es sobrio, y aunque es rápido de reflejos, ágil para ir al suelo y rápido para sacar la mano, a veces le cuesta un poco “volar” hacia los palos. Además, es un buen parapenaltis. En la pasada temporada atajó cuatro y en esta campaña ya ha conseguido despejar uno.

Aunque viendo como se planta en el campo cueste creerlo, Cragno cuenta con solo 24 años, que sí quedan reflejados en su cara de niño. Nació mientras se disputaba el Mundial de Estados Unidos, en el verano de 1994, en la pequeña ciudad de Fiesole, una bucólica localidad en la falda de una montaña con el paisaje típico de la Toscana, aunque a escasos kilómetros de Florencia. En otra pequeña localidad cercana a la suya hizo sus primeras paradas, ya que con nueve años se enroló en la Polisportiva de Sieci, un pequeño club aficionado. Con 14 años pasó a formar parte de la Cattolica Virtus, un club de Florencia que forma parte de la Comunità Giovanile San Michele, una institución muy centrada en formar en valores a los chicos desde el deporte. A pesar de pasar solo un año allí, seguramente esta formación fue fundamental para forjar su carácter.

Con 15 años le llegó el momento de dar el paso hacia una carrera profesional. Ese paso se tradujo en un cambio de domicilio, de las afueras de Florencia a Brescia, casi 300 kilómetros al norte, donde pasó a formar parte de las categorías inferiores. Con 16 años recién cumplidos hizo sus pinitos en el Primavera B del Brescia, equipo del que se hizo titular en la campaña 11/12, con 17 años.

En la temporada 12/13, con 18 años y siendo el portero titular de la selección sub-19 de Alberigo Evani, debutó en Serie B con el primer equipo del Brescia, de la mano del técnico croata Ivan Javorcic, cubriendo bajas del veterano titular, Michele Arcari, toda una institución en la portería del club de la Lombardía. Ya en la temporada 13/14, su nuevo técnico, Marco Giampaolo, le colocó de titular por encima de Arcari, y, aunque fue destituido pronto, el resto de entrenadores que pasaron por la institución en esa campaña (cuatro entrenadores llegaron a ocupar el banquillo) le mantuvieron como titular. Se confirmó como una de las promesas más firmes de la portería en Italia al debutar con la sub-21 de Luigi di Biagio antes de finalizar esa campaña.

Alessio Cragno entrenamiento Italia

Ese verano, el mítico Zdenek Zeman le reclutó para el Cagliari. Tras dos jornadas como suplente de Colombi, se ganó el puesto para debutar en Serie A con 20 años, en una derrota en el Olímpico ante la Roma. Disputó 14 partidos seguidos, dejando su puerta a cero en solo dos de ellos y no debiendo convencer al técnico checo, que ante la mala campaña del equipo decidió fichar al serbio Brkic, quien fue titular hasta el final de la temporada. El año se cerró con los de Cerdeña bajando a Serie B y con Cragno sin puesto en el equipo.

En la 15/16, con Massimo Rastelli en la dirección técnica y a pesar de ganarse el puesto de titular en la sub-21, se quedó sin puesto en el Cagliari. Por suerte para él, un pequeño equipo de Serie B, el Virtus de Lanciano, logró su cesión en Enero hasta final de temporada. Tras un 2015 muy duro, Cragno no se descompusó y demostró su calidad en un equipo que, a pesar de pelear por no descender, logró empatar con su club propietario, el Cagliari, y vencer a su primer equipo, el Brescia. Finalmente, el Virtus no se salvó e incluso desapareció como equipo profesional.

Volvió a Cagliari para, con 22 años, volver a ser cedido. Esta vez al Benevento en Serie B, donde definitivamente explotó en gran portero. Titular indiscutible, disputó 33 partidos de liga regular, de los que dejó la puerta a cero en 15 ocasiones. Fue pieza fundamental de la gran sorpresa que supuso en el play-off de ascenso a Serie A, recibiendo solo dos goles en los cinco partidos disputados para conseguir el soñado ascenso. El joven Alessio había madurado, y a pesar de haber perdido la titularidad en la selección sub-21, se había ganado el derecho a volver a la Serie A.

Para ello le repescó el Cagliari. Vuelta a la bella Cerdeña la pasada campaña, donde aunque tuvo que alternar alguna titularidad con el brasileño Rafael, disputó la mayor parte de los encuentros. Aunque los resultados de su modesto equipo no fueron los mejores, consiguió mantener al equipo en Serie A siendo uno de los porteros más destacados del campeonato. En ello sigue esta temporada, con el recién llegado Rolando Maran en el banquillo confiando en él y con Mancini convocándolo por primera vez para la selección absoluta. Ayer logró un empate ante la Fiorentina, recibiendo un gol de penalti y salvando el punto para su equipo en los últimos minutos con un par de manos de mucho mérito.

La madurez y confianza en sus posibilidades que muestra hacen pensar en que, en un futuro próximo, podrá formar parte de algún club más grande. De hecho, se rumorea en los últimos días con que el Inter le habría señalado como el sucesor del veterano Handanovic (de 34 años).

Parada Alessio Cragno

Sea cual sea su futuro, será otro de los que le pondrán difícil a Donnarumma la continuidad en la selección para los próximos años. Alessio Cragno, un portero joven, fuerte y fiable, que dará años de buenas intervenciones.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.