No hace mucho, el cine patrio y el fútbol formaron un buen matrimonio en los oscuros años de dictadura. Ver en la gran pantalla a las estrellas del momento de nuestra liga era una buena opción de evasión de la realidad social. Muchos son los jugadores míticos que se prestaron a dar el salto a la gran pantalla.

Dejando la calidad cómo intérpretes de los futbolistas aparte, estamos ante un tipo de películas que llamarán la atención de los más nostálgicos. Haciendo de protagonistas o realizando cameos, por ejemplo Kubala o Di Stefano, son muchos los títulos a destacar: El fenómeno, Saeta rubia, Once pares de botas, ¡¡Campeones!!, Los ases buscan la paz , El hincha, etc.

Muchas veces estos films eran usados como propaganda, la huida de Ladislao Kubala de su Hungría natal bajo la influencia del Comunismo, y otras eran un mero producto de publicidad a lucimiento de su estrella deportiva protagonista. Fuera la función que fuera, es un juego reconocer los estadios y equipaciones de antaño junto a las imágenes de archivo metidas dentro de la trama que forman parte de nuestro fútbol.

Kubala los ases buscan la paz

Al futbolero más avispado no le costará reconocer los equipos nombrados en estas películas que llenaron nuestras salas a partir de los años 50. Muchas veces el Real Madrid, Barcelona o Atlético, se escondían bajo nombres como el Centella F.C, La Castellana, etc.

Los socios más antiguos del Atlético de Madrid, reconocerán su viejo estadio en un montón de escenas. Además, todo forofo debe estar con mil ojos para reconocer a los jugadores. A ver a cuántos reconoce de fondo entrenando o haciendo de extra con una frase.

A esta unión de cine y fútbol, hay que añadir la del periodismo deportivo. Son muchas las divertidas escenas de nuestros más destacados locutores nacionales haciendo de sí mismos y entrevistando a los jugadores o comentando un partido.  Son largometrajes de duración corta. Ideales para un ejercicio de nostalgia.

Obviamente, no estamos ante un documental ni muchísimo menos. La imagen que suelen ofrecernos las películas de esa época sobre las estrellas del balompié  quedan lejos de las de una persona normal. En la mayoría de cintas, estamos ante un ejemplo de honradez y de valores que trasmitir a la juventud.

Desgraciadamente, no estamos hablando de una época dorada del cine deportivo patrio. La mayor parte de estás películas no son de una gran calidad, sin embargo tienen entre sus filas a muchos grandes talentos de nuestra pantalla que hacen todo lo posible para arrancarnos una sonrisa. Eso en los tiempos que corrían, era mucho.

Eran películas no muy caras de producir y que más o menos salían rentables en taquilla. Se lanzaba aún más la fama del futbolista y el público seguía disfrutando de un ídolo fuera del estadio. No eran tramas muy complicadas. Toda la acción llevaba a una escena final con un gran partido de fondo, por lo que las escenas de archivo antes nombradas resultaban muy útiles. En medio, alguna escena cómica y amoríos a gusto del público.

Así que en tiempos de globalización, de mandar los mercados y no el aficionando, puede viajarse en el tiempo con estas cintas  y ver cómo ha cambiado el fútbol. A bien o a mal, es cuestión de otro debate.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.