Dentro de pocas horas dará comienzo una nueva edición de la Champions League en la que el Real Madrid intentará lograr su tercer título consecutivo. Un buen puñado de rivales bien armados intentarán impedírselo. FC Barcelona, Juventus de Turín y París Saint-Germain lideran el grupo de aspirantes al trono blanco.

Si ya fue una proeza lograr dos Champions seguida, cosa que no había logrado ningún club con el nuevo formato de la vieja Copa de Europa, ganar tres resulta una quimera. Pero el Real Madrid mantiene un idilio con esta competición que le hace ser máximo favorito aun en años en los que no ha estado brillando a una gran altura. La misión es casi imposible, más que nada, por pura probabilidad matemática, pero no lo descarten.

Grupos de la UEFA Champions League 2017/18

Grupos de la UEFA Champions League 2017/18

Como antes cité, los tres contrincantes que veo más fuertes y fiables son los equipos entrenados por Valverde, Allegri y Emery. Los parisinos, con los megafichajes de Neymar y Mbappé, están obligados a dar un salto más en su progresión en la competición. Sin duda alguna, será un rival complicado y peligroso para cualquier equipo. Barceloneses y turineses deben seguir compitiendo al máximo nivel que nos tienen acostumbrados.

En un segundo plano se quedan equipos como el Bayern, el Atlético de Madrid, el Chelsea y los dos conjuntos de Manchester, que intentarán aprovecharse de los traspiés y despistes de los cuatro máximos favoritos. Seguro que a este grupo se le unen los típicos equipos que se convierten en la revelación del torneo. Este papel puede recaer en clubs como el SSC Napoli, el AS Mónaco o el cuarto español en discordia: el Sevilla F.C.

El próximo 26 de mayo, en el Estadio Olímpico de Kiev, veremos qué equipo logra alzarse con la Champions League y si los papeles y pronósticos expuestos en este artículo se cumplen o no. Hasta esa fecha, búsquense un asiento cómodo, pongan una buena cerveza a enfriar y disfruten de partidos llenos de emoción, espectáculo y buen fútbol.

Sobre El Autor

Apasionado del fútbol y Bético por encima de todas las cosas. Continuamente pendiente de la actualidad del club verdiblanco, disfruto y sufro con las alegrías y sinsabores del Betis. Ser Bético es real como la vida misma, ya que uno aprende a levantarse tras continuas caídas. Y ahí está la verdadera fuerza del Betis: en sobrevivir a los contratiempos.

Artículos Relacionados