Ha encarrilado muy bien el Barcelona B el pase a la siguiente eliminatoria por el ascenso a la Liga 123. El 1-2 conseguido en el Estadio Cartagonova ahuyenta a los fantasmas y a la tristeza que cayó sobre el filial blaugrana tras la eliminación ante la Cultural Leonesa del grupo de campeones. Los de Gerard López quieren redondear esta gran temporada en Segunda B con el ascenso, aunque sea por el camino más largo. El partido de vuelta contra el Cartagena en el Mini Estadi no debería suponer grandes dificultades, y el último escollo, si los resultados de la ida de las diferentes eliminatorias se mantienen, seguramente sería el Villanovense, quienes acaban de endosarle un 2-0 a todo un histórico como el Racing de Santander.

El ascenso del Barça B a la Segunda División se puede considerar de suma importancia. Dos años en el pozo de la Segunda B son demasiados y un tercero sería poco comprensible. Tras finalizar la fase regular a 15 puntos del segundo clasificado de su grupo, lograr el ascenso culminaría una gran temporada y se podría considerar el primer paso hacia ese cambio de dinámica que se busca con el nuevo proyecto blaugrana, tras esta nefasta temporada. El Barça necesita un filial fuerte y competitivo en Segunda, con jugadores comprometidos que den continuidad a una de las señas más identitarias de este club y que estén preparados para dar el salto al primer equipo con la total confianza de Valverde.

El esperpento vivido en el lateral derecho, propiciado por las pocas luces que tiene como entrenador Luis Enrique, que nos hizo ver a André Gomes ocupar una demarcación totalmente desconocida para él, es algo que no puede volver a repetirse. Un mediocentro por el que se pagó 35 millones de euros, más variables, no puede acabar en el lateral debido a la mala planificación y, sobre todo, por el desconocimiento y/o la desconfianza que el asturiano parece que sentía por la Masía. En sus tres años como inquilino del banquillo del Camp Nou no se ha afianzado ni un solo canterano. Luis Enrique ni cuidó ni entendió dónde estaba, priorizando los resultados inmediatos e hipotecando el futuro.

Ernesto Valverde F.C.Barcelona

Con Ernesto Valverde se espera que esta oscura etapa de desaprovechamiento de la cantera se olvide pronto. Experiencia de sobra en los banquillos, tanto nacionales como extranjeros; conocedor del club, su entorno y la ciudad; amante del fútbol atractivo y de toque; trato dialogante con la prensa, muy alejado de su predecesor, quien salía ante las cámaras con un cuchillo entre los dientes; y buena mano a la hora de promocionar a jóvenes futbolistas con futuro. Iraola, Llorente, Laporte, Williams, Yerai o Kepa son ejemplos del buen ojo y el saber hacer del extremeño. Se espera que haga algo parecido en su nuevo club, y para facilitarle el trabajo el primer paso es el ascenso del Barça B.

 

 

Sobre El Autor

Nací en Barcelona y pronto adopté como ídolo a Maradona, el mejor. Más tarde conocí la clase de Van Basten, la magia de Romario, la elegancia de Zidane, volví a ilusionarme con Ronaldinho y me siento afortunado por haber visto jugar a Messi. Estilo y fantasía, así me gusta el fútbol.

Artículos Relacionados