Debutaron ayer dos selecciones de renombre y que, sobre el papel, tienen cosas importantes que decir en el Mundial de Rusia. Belgas e ingleses solventaron con sendas victorias sus partidos, aunque de dos maneras muy distintas. Suecia completó el pleno europeo en la jornada de ayer.

El combinado nórdico superó a Corea del Sur gracias al acierto del VAR. Un claro penalti que no vio el árbitro fue concedido tras la consulta de las imágenes. El partido fue pobre y carente de espectáculo. Mucho mejor estuvieron los otros dos encuentros del día de ayer, en el que los favoritos impusieron su condición ante selecciones modestas.

Penalti Suecia Corea del Sur

El claro penalti a Suecia que no vio el árbitro

Bélgica consiguió una holgada victoria tras el descanso. En la primera parte los de Roberto Martínez no pudieron hincarle el diente a la debutante Panamá, que conservó el empate inicial gracias a las buenas intervenciones de su portero. En la segunda mitad cambió radicalmente la situación y los belgas no desaprovecharon sus ocasiones. Mertens logró un golazo al poco de reanudarse el partido. Courtois salvó el empate panameño en un claro mano a mano y Bélgica sentenció el choque con dos goles de Lukaku.

La jornada se cerró con el Inglaterra-Túnez. Los norteafricanos estuvieron a un par de minutos de lograr un empate sorprendente, pero Harry Kane demostró por qué es uno de los mejores delanteros del mundo. El ariete del Tottenham adelantó a su selección muy pronto, poniéndose el partido de cara para los ingleses. Sin embargo, el dominio inicial de los británicos fue diluyéndose. El empate tunecino llegó de penalti todavía en la primera mitad. Inglaterra intentó sin éxito y sin peligro evidente el segundo gol, que no llegó hasta el minuto 91 con un cabezazo salvador de Kane.

Lukaku remata de cabeza Bélgica Panamá

Lukaku remata de cabeza en la acción del 2-0

Hasta el momento estas dos selecciones, junto a Francia, son las únicas favoritas que han logrado ganar en la primera jornada del Mundial. Los gallos de este campeonato tendrán que despertar y espabilarse para que no se produzcan sorpresas mayúsculas como las vistas en los últimos días.

Sobre El Autor

Apasionado del fútbol y Bético por encima de todas las cosas. Continuamente pendiente de la actualidad del club verdiblanco, disfruto y sufro con las alegrías y sinsabores del Betis. Ser Bético es real como la vida misma, ya que uno aprende a levantarse tras continuas caídas. Y ahí está la verdadera fuerza del Betis: en sobrevivir a los contratiempos.

Artículos Relacionados