(Leer primera parte del artículo)

Como parece ser que Ancelotti es un tipo caracterizado por no buscar la bronca -tan mal acostumbrados estábamos-, no quiso cerrar el asunto bruscamente, al estilo innombrable. Y se lió a dar malos pases en las tablas.

“Diego jugó contra el Betis, pero no sé quien jugará contra el Granada.” – Carlo Ancelotti

De momento, Diego López ha jugado ya los tres partidos oficiales del Real Madrid en esta temporada. Se espera con ganas el primer partido de Champions, mayormente porque la COPE ha dicho que en “el Club” se plantean que Iker juegue la Liga de Campeones… (Yo, personalmente, no me lo creo, a no ser que en “el Club” se hayan vuelto imbéciles todos).

Sigue habiendo debate. Sigue habiendo polémica. Siguen los porteros aguantando situaciones increíbles (vease, Torneo Santiago Bernabéu, vease partido Granada-Real Madrid), pero hay un aspecto de la decisión de Ancelotti que me gusta. Es una decisión deportiva al cien por cien.

Puedo estar en desacuerdo, y de hecho, lo estoy, en la suplencia de Casillas. Pero sí estoy convencido que Iker no juega porque a su entrenador actual le gusta más Diego López. Y mientras este responda como lo viene haciendo, seguirá confiando en él. Todo lo que no sea eso sería un feo increíble a Diego López y un regalo envenenado, otro más, para Iker.

Diego López Real Madrid

Ahora, bien. El año que viene hay Mundial. ¿Aguantará Iker otro año más de suplencia cuando tiene enfrente la posibilidad real de ganar su segundo Campeonato del Mundo? Yo creo que no. Iker esperará – y mientras tanto, seguirá trabajando duro, eso seguro – su oportunidad. Y si esta no llega, y no soy optimista al respecto, estoy muy convencido que, de buenas maneras, hablará con “el Club” y pedirá una salida en el mercado de invierno. ¿Traspaso? No sé, quizá una cesión sería suficiente. ¿A un equipo español? Vamos, ni de coña. ¿Alguien se imagina a Casillas con una camiseta en España que no sea la del Real Madrid? Será un equipo de fuera y presumiblemente jugará Champions.

Así que habrá que seguir con lupa el desempeño de porteros como Hart (Manchester City), Szczesny (Arsenal), Sirigu (PSG), Weidenfeller (Borusia Dortmund), o Christian Abbiati (AC Milan). No bromeo.

P.D.: Un mensaje para el innombrable. Si amas el fútbol, juega al fútbol o deja el fútbol…