Uno de los goles más importantes y plásticos de la carrera del gran Zinedine Zidane fue sin duda alguna el conseguido aquella memorable noche de Mayo del año 2000.

La que supuso novena Copa de Europa para el R.Madrid vivió un momento inolvidable con el gol del genio marsellés. La magistral volea del francés es narrada de igual manera por Manolo Lama.