Este fin de semana se vuelven a enfrentar ches y culés en uno de los clásicos más atractivos de la Liga BBVA. Aunque en los últimos años el Valencia ha bajado su nivel respecto a hace algunos años donde luchaba por todo, este partido vuelve a centrar la atención de todo futbolero. A pesar de su rivalidad estos dos clubs han mantenido en muchas ocasiones  muy buenas relaciones, de ahí, que un número considerable de futbolistas hayan pasado de Mestalla al Camp Nou y viceversa.

El hecho de que el Real Madrid fuese el gran rival del Valencia cuando los ches vivieron su última época de éxitos (en las Ligas de Benítez, y las finales de Champions de Cúper) hizo que las relaciones entre merengues y valencianistas fueran a peor. Especialmente en las últimas décadas, a Mestalla le sienta mucho peor que se venda a uno de sus futbolistas al Madrid que al Barcelona, por ello, los directivos ante la necesidad de vender (David Villa por ejemplo) intentan que el jugador vaya al Camp Nou antes que al Bernabéu.

De Mestalla al Camp Nou

Curioso es que los dos últimos directores deportivos culés hayan tenido esta especial relación entre el Barcelona y el Valencia. Zubizarreta pasó grandes años como portero culé y luego ché. Mientras, el valenciano Robert Fernández comenzó en el Valencia, para luego marcharse al Barça y más tarde regresar a casa. Robert fue una de las perlas de la cantera che que más partidos ha jugado con el primer equipo.

Robert Fernández Valencia

Robert Fernández, exjugador del Valencia ahora director deportivo del Barcelona

Al Barça ya le gustaba desde hace años el polivalente centrocampista con mucho peligro del Valencia. Lo terminó fichando después de la final de Copa de Europa donde el club catalán perdió contra el Steua de Bucarest, todo un mazazo que dejó a la afición en depresión durante meses. Robert triunfó en el Camp Nou en unos años difíciles para el club, con Venables fue fijo y para Cruyff también fue importante. Se marchó más por su mala relación con la dirección del club que por su rendimiento deportivo que siempre fue bueno.

Otro exvalencianista llegado al Camp nou fue Gaizka Mendieta. El murciélago che durante unos años, ídolo de una afición que aún recuerda a este futbolista salido de la cantera que marcó un golazo frente al Atlético de Madrid que le dio su primer título en muchos años (Copa del Rey del 98).

De Mestalla se fue por la puerta de atrás, sentó muy mal a los ches que negociara con el Real Madrid (el Valencia rechazó un ofertón del club blanco) y que al marcharse a la Lazio dijese que se iba “para ganar títulos”. Quizás esas palabras podían ser comprensibles entonces por su afán de crecer profesionalmente pero lo cierto es que el Valencia ganó al año siguiente la Liga con Benítez y Mendieta fracasó en Italia.

Mendieta Barcelona

Mendieta, el murciélago del Valencia durante unos años también jugó en el Barcelona

Gaizka llegó cedido al Camp Nou quizá en el peor momento posible. La última temporada de Van Gaal fue un desastre, terminó destituido. Mendieta jugó mucho, marcó algunos goles, pero no fue ese brillante futbolista de su etapa valencianista. Regresó a la Lazio y estos lo vendieron al Middlesbrough.

El siguiente futbolista salió de la cantera del Barcelona pero antes jugó de forma más habitual en Mestalla que en el Camp Nou. Con 17 años el Valencia fichó a Gerard López, un prometedor centrocampista ofensivo, que tras cederlo al Alavés, demostró con el Valencia ser un gran jugador. Brilló con el equipo che en Champions y el club che lo vendió al Barcelona por una muy buena cantidad, más de 3.000 millones de pesetas de la época. En el Barcelona nunca llegó a brillar, aunque estuvo cinco temporadas. Padeció demasiadas lesiones que le impidieron tener una mayor regularidad para encontrar el estado de forma tan bueno que había demostrado con anterioridad.

Uno de los más deseados por el Camp Nou que vestía la camiseta del Valencia fue David Villa. Se habló durante muchos veranos de su venta al Real Madrid ante las necesidades chés pero al final se marchó a Cataluña. La urgencia en Mestalla por ingresar dinero en la caja provocó una venta que desde la afición se veía mejor para el Barça que para el Madrid. Villa fue importante en su primera temporada en el Barça aunque luego fue perdiendo protagonismo.

Jordi Alba y Mathieu, actualmente en el club de Luis Enrique son los últimos ejemplos de jugadores que han vestido ambas camisetas.

Del Camp Nou al Mestalla

Recordando las últimas décadas, uno de los grandes fichajes del Valencia llegados desde el Camp Nou fue Andoni Zubizarreta. El portero de España durante años consiguió apoderarse de la portería che y consolidarse como referente para el equipo. El delantero Óscar García también llegó desde Barcelona pero con mucho menos éxito. Las primeras sensaciones fueron buenas y gustaron a Mestalla pero no a Héctor Cúper que apenas le dio minutos.

En Valencia han sabido recuperar a jugadores que no triunfaron en el Camp Nou, y uno de ellos fue Xabier Eskurza. El centrocampista prometía y mucho en sus inicios en el Athletic, pero cuando el Barça de Cruyff lo fichó no encontraba minutos de juego y una grave lesión terminó por dejarle sin opciones de demostrar su valía. Luis Aragonés lo recuperó para el Valencia y para el fútbol ya que mostró su mejor versión. Lástima de futbolista al cual las lesiones le detuvieron una vida profesional que prometía a figura.

Otro futbolista que tuvo bajo sus órdenes Luís Aragonés en su etapa en el banquillo de Mestalla y procedente del Barcelona fue Romario. Al veterano entrenador no le gustó nada la forma de entrenar al brasileño y a pesar de ser un ídolo para la afición no dudó en reprochárselo y pedir al club que lo enviara fuera de la entidad.

Del Vélez argentino llegó un defensor que lo había ganado todo en su país. Mauricio Pellegrino fue cedido al Barcelona en la temporada 1998-99 aunque en el Barcelona no encontró su sitio. En cambio, en el Valencia se consolidó y terminó siendo parte de una de las mejores defensas de la historia.

Pellegrino Valencia

Pellegrino, comenzó en el Barcelona y luego fue jugador y entrenador en el Valencia.

No llegó a ser muy relevante en el Valencia pero se trataba de un grande del fútbol nacional. Luis Milla, que llegó procedente del Real Madrid se formó en la cantera del Barcelona. En Mestalla disfruto de sus últimos años de futbolista.

Otro centrocampista llegado desde el club culé fue Rufete, aunque es cierto que el Valencia lo fichó del Málaga pero el alicantino se formó en la Masía del Barcelona. El medio derecho fue muy importante para el Valencia de Benítez, de hecho le salvó el puesto al técnico madrileño con una brillante segunda parte en un partido frente al Español.

La “Pantera Negra” también llegó a Valencia tras su paso por Barcelona. Patrick Kluivert fue el fichaje estrella para el nuevo equipo de Quique Sánchez Flores, pero se terminó hablando más de su pasión por la fiesta que de sus logros en el terreno de juego.

En los últimos años han sido muchos los jugadores pretendidos por el Valencia que pertenecían al Barça pero finalmente apenas han terminado con éxito esas ilusiones ches: Bojan, Víctor Valdés, otra vez Villa, Delofeu…