No se lleven a engaños, esto no es una crónica de sucesos. No vamos a hablar de ladrones, ni siquiera de defraudadores de Hacienda a los que el apelativo del titular les vendría como anillo al dedo. Hoy vamos a hablar de los futbolistas más olvidados procedentes de una de las canteras más olvidadas, por lo menos a la hora de los elogios: los porteros de la Fábrica madridista. Y es que en pleno debate sobre la segunda oportunidad para repatriar a De Gea, algo que ha influido en el estado de forma de Keylor Navas, pondremos el foco en los talentosos porteros que o bien llegaron a defender las redes blancas o se quedaron por el camino conformándose con ir al Bernabeu de visita.

Un caso recurrente es el de Kiko Casilla, que volvió a casa para ser suplente de Keylor. Su currículum en el Espanyol y excelentes actuaciones en clave merengue le han dado la titularidad en algunas fases de la temporada. Quizás la cercanía de la llegada de De Gea cierna en Navas las dudas y otorgue así más oportunidades al de Alcover. De momento, lleva 8 partidos en Liga, 1 en Champions League y 6 en Copa del Rey, encajando en total 16 goles, aunque la mayoría, 9, en Copa del Rey.

Cual boomerang se da el asunto Diego López. Este juega precisamente en el Espanyol y vivió un itinerario muy similar a la del protagonista anterior. Su aventura tuvo lugar en el mejor Villarreal, de donde viajaba al sur para convertirse en el 1 del Sevilla de los títulos. Pero no fue así, Palop y Javi Varas le amargaron su periplo en Nervión y en un curioso movimiento invernal volvió a Chamartín. La lesión de Casillas lo convirtió en urgencia. Todo apuntaba a dardo de Mourinho, molesto con el de Móstoles, pero Ancelotti se encargaría de desmentirlo, confirmando su titularidad al año siguiente. Tras un paso diluyente en el Milán, está realizando una gran temporada en Cornellá, con 28 goles encajados en 26 partidos.

Pacheco

Pacheco está siendo una de las revelaciones de la Liga

Aunque al que más le afectaron los últimos (y convulsos) estertores del Madrid de Mourinho fue a Antonio Adán. El guardameta del Real Betis fue quién pagó los platos en la batalla Mou-Casillas. Y es que el portugués sentó al del Oporto justificando el mejor momento del verdiblanco en una derrota por 3-2 en La Rosaleda. Manteniendo el órdago ante la Real, el des(a)tino se cebó en Adán. Expulsado en el ‘6, propicia la vuelta de Casillas, que se lesionaría poco después. El resto de la historia la encontrarás en el párrafo anterior, aunque para el de Mejorada, la más bonita es la que escribe como amo de la portería bética. Sus números, 46 goles en 29 partidos, no reflejan las innumerables paradas que realiza en el Villamarín.

Y el último en llegar a Primera y también el más joven es Fernando Pacheco. Su espectacular temporada se refleja en la revelación del campeonato, el Deportivo Alavés. Sin haber jugado un solo partido en el primer equipo madridista, el pacense está confirmando este año la fiabilidad que daba el ascenso el año pasado a los vitorianos. Un fijo para Pellegrino que ya suena para cotas mayores. Mientras, lleva 28 partidos y 36 goles encajados en este curso.

Tan prolífica es la cantera blanca en guardametas que podemos destacar a otros cuatro porteros en la Liga 123: Isaac Becerra, titular en el Valladolid; Jesús Fernández, que sigue sin asentarse en ningún club y ahora viste del Cádiz; y los veteranos Mejías, cedido por el Boro de Karanka al Rayo Vallecano y Codina, que vive el final de su carrera como suplente en el Reus. En definitiva, estamos ante un vergel de guardametas que comparten buena técnica y ganas de triunfar tras no poder hacerlo en la cara portería madridista. Dos han sido internacionales, quizás estemos ante dos más en el futuro.

Sobre El Autor

Director del Podcast "Desde la Medular" y Redactor

Un todoterreno de la comunicación: radio, prensa, community manager, cortometrajes, guionista… Si falta algo no os preocupéis, aprendo rápido. El deporte rey es mi pasión, sobre todo si se trata de partidos rebuscados, Zimbawe-Swazilandia, etc.

Artículos Relacionados