Tras una desastrosa temporada y sin aspiraciones en lo que resta de competición, los aficionados del club txuri urdin empiezan a pensar ya en el próximo curso. A pesar de las dudas que ha provocado, David Moyes será el líder que construya un nuevo equipo con la ilusión de volver a mirar a Europa. Y para el escocés sería fundamental para ese proyecto fichar a Danny Ings, delantero del Burnley FC.

Lejos de Europa, y del descenso, a priori la Real Sociedad ya no se juega nada en lo que resta de Liga. Por ello, son muchos los aficionados donostiarras que empiezan a querer saber cómo será el próximo proyecto de su equipo y qué medidas se van a tomar para evitar otra temporada decepcionante como la actual: fuera de la Europa League en la primera ronda y durante todo el curso muy lejos de la zona alta en la Liga. El presidente Aperribay ha dejado claro que Moyes liderará la nueva Real. Vamos a intentar ofrecer sus primeras pinceladas.

¿Qué ha fallado? ¿Qué hay que cambiar?

Las bajas de Griezmann y Claudio Bravo, que se marcharon al Atlético y Barcelona, la irregularidad y las lesiones de Carlos Vela, las desacertadas decisiones de Arrasate, quien comenzó la temporada sin terminar de convencer a muchos, la mala planificación de una plantilla desequilibrada…estos podrían ser los factores de una Real que ha terminado aburriendo y desesperando a Anoeta esta campaña.

El general, la Real no ha llegado a mostrar esta temporada un estilo de juego definido. Con jugadores como Granero, Canales, Markel Bergara, Chory Castro, Rubén Pardo…la idea parecía clara, los donostiarras apostaban por el balón, por ser dominadores del partido, pero nunca fue el caso. Los malos resultados terminaron con Jagoba Arrasate y llegó David Moyes queriendo implantar su estilo: defensa sólida y ataque rápido. Sin embargo, no ha encontrado los futbolistas para desarrollar su juego.

David Moyes

David Moyes continuará siendo el entrenador de la Real

Los cambios pasarán más por el centro del campo y el ataque que por la defensa. El joven portero argentino Gerónimo Rulli ha conseguido que Anoeta no se acordara tanto de Claudio Bravo, convirtiéndose en uno de los mejores jugadores esta temporada tanto que ya se está intentando ampliar su contrato. El club piensa en fichar un defensa por reforzar la zaga, pero los datos dicen que esta Real ha encajado un número parecido de goles esta temporada a los de la anterior donde terminó séptima.

La gran revolución se verá adelante. En primer lugar por el cambio de estilo. Moyes quiere más músculo y menos creatividad en el centro del campo, es decir, se abren las puertas a jugadores como Granero y Canales (no se regalarán pero dejarán de ser imprescindibles) y se buscarán futbolistas que sean más rápidos, que roben y que pasen rápido el balón. El escocés quiere un equipo que defienda más y que a la contra mate a sus rivales por su rapidez.

Por otra parte, hay que resolver el déficit de goles del equipo. El islandés Finnbogason ha sido un fracaso total. La gran apuesta goleadora del club ha anotado un gol en la Liga. Carlos Vela ha estado irregular, muy por debajo de su media de goles, y los tantos que metía Griezmann no los han hecho ni Canales, ni el Chory… El año pasado la Real marcó 62 goles, y esta campaña no ha llegado a los 40 y solo quedan un par de partidos.

Danny Ings, el deseado

El veterano técnico escocés está enamorado del atacante del Burnley FC, equipo humilde de la Premier League que está en descenso y pelea en estas últimas jornadas por salvarse. Moyes cree que Daniel William John Ings, su nombre futbolístico es “Danny Ings”, puede crecer aún mucho más como delantero hasta convertirse en uno de los atacantes tops británicos.

El delantero nacido al sur de Inglaterra, en Winchester, comenzó su carrera en el AFC Bournemouth, otro club humilde inglés, con el cual jugó en la Tercera y Segunda División británica. El inicio en el fútbol profesional no fue nada fácil, ya que las lesiones le perseguían cada poco tiempo.

El club de las “cerezas” (así se les conoce a los aficionados del Bournemouth) desconfiando de su irregularidad lo cedió al Dorchester Town, en la temporada 2010-11, posteriormente volvería para demostrar en Dean Court, el estadio del Bournemouth, que podía ser un buen delantero: marcó entonces 8 goles en 28 partidos, siendo fundamental en el ascenso a la Segunda División.

Cuando el Burnley lo fichó le pasó otra vez lo mismo, las lesiones al principio frenaron su crecimiento. En sus dos primeras campañas solo hizo 3 goles, pero el curso pasado marcó 26 tantos en 45 partidos, siendo vital para el ascenso de su equipo a la Premier. Ahora, en la exigente competición inglesa, suma 9 tantos. Y además, la selección inglesa sub 21 ya le ha convocado habiéndose estrenado con goles como internacional.

Así es la gran apuesta de David Moyes para el ataque de la Real. Las negociaciones han comenzado y no será fácil conseguir lo que el escocés quiere, y es que otros clubs como el Liverpool también le desean.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.