Eso es lo que es el Real Madrid a día de hoy, un muerto. El equipo de Benítez se empeña en no engancharse a la Liga con el mismo ahínco con el que el F.C.Barcelona le ha abierto la puerta de manera sistemática en las últimas tres jornadas.

Pocos pensaban que tras desperdiciar la ocasión de recortar puntos la semana pasada, el equipo blanco no saltaría al campo de Mestalla a comerse el mundo conscientes de que un nuevo tren, y quien sabe si el último, tenía como parada el estadio valencianista. Sin embargo, el Madrid sesteó cuando iba por delante en el marcador y el equipo de Neville imploraba que llegara el descanso y, como suele pasar en estas ocasiones, acabó pagándolo en forma de empate y de dos nuevos puntos que se evaporaban.

Que el Madrid está hecho unos zorros lo ve todo el mundo y que los jugadores no creen en el entrenador también, veremos qué piensa Florentino Pérez quien anoche apagó literalmente el móvil para reflexionar sobre el futuro de su hasta día de hoy, solución a los males del equipo, es decir Rafa Benítez.

Por su parte el Barcelona está atravesando una mini crisis de resultados con tres empates de las últimas cuatro jornadas lo que no ha tenido consecuencias catastróficas en la clasificación, salvo que no ha rematado al Real Madrid y ha dado condición de candidato a un Atlético de Madrid que pese a carecer de delantero (entre Jackson y Torres suman cinco goles en todas las competiciones) se ha colocado como líder provisional.

Queda toda una vuelta por delante en la que si se cumplen los registros de lo que llevamos hasta ahora nos iríamos a un campeón de 84 puntos y eso significa Liga para el Atlético…veremos qué sucede.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.