Los aficionados del Manchester United han vuelto a elegir a David De Gea como ganador del trofeo Sir Matt Busby Player of the Year, reconociendo un año más su labor en la portería de los Red Devils. De esta manera el madrileño alcanza en lo más alto del podio a Cristiano Ronaldo, ganador en los años 2004, 2007 y 2008. Si en 2014 se convirtió en el primer portero elegido como mejor jugador de la temporada, este año se hace con el mérito de ser el único jugador que lo ha logrado tres veces de forma consecutiva.

Se puede afirmar sin ninguna duda que De Gea ha hecho otra gran año en el United. Además del Sir Matt Busby, ha sido elegido (también por tercera vez) como mejor portero de la Premier. En cualquier debate sobre quiénes son los mejores guardametas de la actualidad, pocos se olvidarían de De Gea, quien ha mantenido su portería a cero en 14 partidos de los 32 que ha jugado en la Premier este año, pero que sin embargo no jugará la próxima Champions, al menos con el Manchester.

Los Diablos Rojos todavía no han asumido, y mucho menos superado, que Ferguson los abandonara en el 2013. El Sir escocés les dejó con una Premier que primero Moyes no pudo revalidar, y que después Van Gaal no ha sabido volver a conquistar. El Manchester United sigue de luto y ha pasado de jugar finales de Champions y luchar por la Premier hasta las últimas jornadas, a rezar por entrar en puestos europeos, aunque sea en la Europa League. La desesperación por la falta de juego y sobre todo de títulos importantes es cada vez más asfixiante. De ahí que se tomen decisiones como la incorporación de un entrenador que se siente muy cómodo entre la crispación y los límites de la locura.

Soy de la opinión que cuando un portero es el mejor del equipo, es que ese equipo se le está quedando pequeño. El hecho de que fuera el primer guardameta en ser elegido como mejor jugador del año, y que esto haya ocurrido dos veces más, dice mucho de la situación actual del United. Más teniendo en cuenta los grandes porteros que le han precedido, como Peter Schmeichel o Edwin van der Sar. Parece ser que De Gea se ha visto envuelto en una situación similar a la que conoció en el Atlético pre-Cholo, y que de nuevo tiene que tomar una decisión clave para su futuro futbolístico. Se le abre un verano lleno de fuertes emociones similar al del año pasado.

Sobre El Autor

Nací en Barcelona y pronto adopté como ídolo a Maradona, el mejor. Más tarde conocí la clase de Van Basten, la magia de Romario, la elegancia de Zidane, volví a ilusionarme con Ronaldinho y me siento afortunado por haber visto jugar a Messi. Estilo y fantasía, así me gusta el fútbol.

Artículos Relacionados