Ayer lunes 30 de Noviembre se hicieron públicos los tres finalistas para el Balón de Oro 2015 que se entregará el próximo mes de Enero premiando al mejor futbolista del mundo en el año presente, según la votación de los capitanes y seleccionadores de todas las federaciones de la FIFA, además de con los votos de un selecto número de periodistas, como reminiscencia de los tiempos en los que France Football se encargaba de este galardón.

Coincidiendo en el mismo día, y en lo tocante a premios, la Liga de Fútbol Profesional celebró ayer su Gala Anual. Una celebración que con los años y el impulso de Tebas, va cogiendo fuerza, repercusión y sentido del espectáculo, aunque tendrá difícil alcanzar un nivel de popularidad acorde a la importancia que el fútbol tiene en nuestra sociedad.

En el trío de elegidos para el Balón de Oro, poca sorpresa. Messi y Cristiano repiten. Se han repartido las siete últimas entregas, y de las últimas ocho ediciones tan solo en el 2010 faltó uno de los dos al trío finalista (Cristiano quedó fuera, desplazado por Iniesta y Xavi). El último jugador en distinto a ellos dos que ha ganado el premio fue Kaká en 2007, por delante de Cristiano y Messi. Desde entonces, la mayor emoción en saber quien queda tercero (Torres, Xavi, Iniesta, Ribery y Neuer han completado los podios en las pasadas temporadas).

Este año el acompañante tiene un aire interesante a sucesor. Se trata del brasileño del Barça Neymar, que ha dejado fuera de la final a otros destacados de esta temporada, como Tévez, Alexis, Hazard, Bale, Lewandowski o su compañero Suárez. Personalmente, creo que ocupará el tercer escalón, pero que es una clara opción de futuro dominador del galardón si continúa con la progresión que se le atisba. Aunque algunos barcelonistas soñaban con ver a la MSN copando la final, parece justo que Cristiano siga apareciendo en las quinielas. Sin haber cuajado su mejor año, sigue presentando unas cifras mareantes y, al igual que Messi fue segundo clasificado las dos anteriores ediciones sin estar a su nivel habitual, con Cristiano también vale ese voto por costumbre que se han ganado estas dos megaestrellas del fútbol mundial.

Messi 4 Balón de oroPorque parece claro que este año será el del quinto Balón de Oro para Leo Messi. El argentino vio a primeros de año como Cristiano ganaba su tercer título y despabiló de inmediato, dejó atrás dos cursos de lesiones y juego con el freno de mano puesto para brillar y hacer suyo el 2015 (con la inestimable ayuda de Suárez y Neymar). Esto redunda en la teoría de que Messi y Cristiano hubieran sido grandes futbolistas por sí mismos, pero que si han llegado al nivel de los mejores de la historia es por el interés en superarse mutuamente, un pique que les hace casi sobrehumanos.

Mención para el resto de premios que se repartirán. El Balón de Oro femenino viene muy marcado por el Mundial disputado en Canadá. La estadounidense Carli Lloyd fue nombrada mejor jugadora de la competición y aparece como favorita para ser nombrada también mejor jugadora del año, gracias sobre todo a su memorable actuación en la final. La acompañarán la creativa japonesa Aya Miyama, finalista en el Mundial, y la máxima goleadora del torneo y campeona de Europa con el 1. FFC Francfort, Celia Sasic, que tras el Mundial decidió colgar las botas con solo 27 años y en la cúspide de su carrera.

En el premio al entrenador del año se encuentran nominados el gran triunfador a nivel de clubes: Luis Enrique; el gran triunfador a nivel de selecciones: el director técnico de la Chile campeona de América Jorge Sampaoli; y el más prestigioso de los entrenadores mundiales: Pep Guardiola. Para el mejor gol del año, Premio Puskas, el lejanísimo disparo del romanista Florenzi contra el Barça en partido de Champions, una bella combinación culminada con una chilena del brasileño Wendell Lira, y el favorito a hacer doblete (Balón de Oro y Premio Puskas) Leo Messi por el golazo al Athletic en la final de Copa del Rey. Algunas malas lenguas dirán que también deberían darle a Messi el de mejor entrenador por ser quien manda en el Barça. En definitiva, se presenta la que puede ser una Gala protagonizada por el F.C. Barcelona de cumplirse los pronósticos.

Mientras, en los premios de La Liga, menos entregas extrañas o discutidas que otros años, como cuando se ninguneó con formas sospechosas al Atlético de Madrid o se concedió un premio poco justificado a jugador más valioso a Cristiano Ronaldo. Por posiciones, los mejores fueron Bravo en portería, Ramos en defensa, James en el centro del campo y Messi en ataque. Poco que reprochar, aparte de que se haya eliminado la distinción en el premio a mediocampista defensivo y ofensivo o que Griezmann apareciera entre los nominados al mediocampo y no entre los delanteros.

El premio al entrenador fue para Luis Enrique, el de mejor jugador para Leo Messi y, como es tradicional, apareció el premio extraño para Cristiano Ronaldo, el de jugador Cinco Estrellas concedido por Mahou, solo que esta vez provenía de la votación de los usuarios de la web de la marca de cervezas durante todo el curso pasado y no de la imaginación calenturienta de Tebas, como se ha sospechado en alguna edición anterior.

Repartos de premios que, siendo algo secundario en un deporte de equipo, dan lugar a galas bonitas y distinciones interesantes, más allá de las, a mi juicio, infundadas polémicas sobre la legitimidad de los mismos.

Gala Premios Liga 2014