Se ha convertido en el protagonista de las tertulias de la prensa internacional desde hace unas semanas. Todo el mundo opina, y además, todos creen saber cuál será el resultado. Los debates se encrespan con el paso de los días y no parece que vayan a concluir hasta el 13 de enero del próximo año, fecha en la que el Palacio de Congresos de Zurich acogerá la gala del FIFA Balón de Oro, donde las personalidades más importantes del fútbol mundial se reunirán otro año más para formar parte de la ceremonia que designará al mejor futbolista del mundo.

Un jugador galardonado por los resultados que ha obtenido tanto individual como colectivamente a lo largo del año, por el talento futbolístico del mismo, además de por su juego limpio. Desde la FIFA no quieren pasar por alto la personalidad y el carisma de los seleccionados, requisitos que consideran importantes para llevarse la distinción a casa.

Un reconocimiento con más de cinco décadas de historia que ha ido evolucionando con el paso de los años, y con la mejora y profesionalización del fútbol internacional, que esconde curiosidades interesantes de descubrir…

El balón de oro, premio al reconocimiento mundial futbolístico

El balón de oro, premio al reconocimiento mundial futbolístico

Fue la revista especializada France Football la que puso en marcha este reconocimiento en 1956 para identificar al mejor futbolista europeo que jugara en cualquier liga del continente y que consiguió llevarse  el inglés Stanley Matthews, que esa temporada jugaba en el Blackpool Football Club.

Tuvieron que pasar algunos años hasta 1995, cuando la nacionalidad del jugador sería indiferente siempre que jugase en una Liga Europea. Pero el fútbol era demasiado grande para quedarse atrapado en Europa y en 2007 se decidió reconocer al mejor futbolista del planeta, independientemente del lugar del mundo donde jugase.

Hasta aquí, la revista francesa seguía teniendo todo el poder sobre este reconocimiento futbolístico. Nunca se había celebrado ninguna ceremonia pública para entregar esta distinción, sino que el futbolista premiado aparecía en portada de la revista  del mes de diciembre posando con el Balón de Oro y haciendo pública la elección de los votantes. Pero fue hace tres años, en 2010, cuando la revista decidió fusionar su reconocimiento con el premio al Jugador Mundial de la FIFA que entregaba esta misma institución desde 1991, creando así el FIFA Balón de Oro.

Johan Cruyy recogiendo el balón de oro en 1971

Johan Cruyy recogiendo el balón de oro en 1971

Antes de la unificación del premio solo los corresponsales de la edición francesa votaban y escogían al jugador ganador. Unos nombres que habían sido seleccionados desde la redacción de la revista y que llegaban a un total de 50 futbolistas.  Número que se ha reducido bastante desde la llegada de la FIFA, contando 23 seleccionados. No solo la cifra de posibles galardonados ha cambiado sino que también lo ha hecho la forma de voto, en la que se ha ampliado el cupo a periodistas de diferentes países, además de los seleccionadores y capitanes de las selecciones reconocidas por la FIFA, que se unen para decidir al premiado.

Apenas quedan dos meses para conocer el ganador del Balón de Oro y son Cristiano Ronaldo, Franck Ribéry y Lionel Messi los nombres más sonados para hacerse con el reconocimiento mundial. A día de hoy y cuando ni siquiera se han cerrado las votaciones, algunos comentan que ya está claro el nombre del protagonista. Pero nosotros, el resto de mortales tendremos que esperar hasta el próximo año para conocer de boca del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, quién es el mejor del mundo.

Sobre El Autor

Periodista graduada por la Universidad de Murcia que actualmente se encuentra en Londres probando suerte. Una enamorada del fútbol que se siente afortunada de haber sido testigo de las hazañas más grandiosas que la Selección Española ha cosechado nunca. Y aquí sigue, con intención de volver a contarlo.

Artículos Relacionados