Sí, sí, histórico. No le den más vueltas buscando calificativos para Cristiano Ronaldo. El portugués es un jugador de leyenda, histórico, superlativo. Dentro de treinta o cuarenta años se seguirá recordando a este futbolista.

Cristiano hace aún más grande a su rival a nivel individual. Messi es tan grande que ha sido capaz de ser mejor que el crack de Madeira. Hecha esta referencia al argentino (inevitable cada vez que se habla de uno u otro) vamos con la actuación de anoche de Ronaldo en el Bernabéu.

Cristiano Ronaldo Wolfsburgo

El primero de los tres goles de Cristiano

Tras el fiasco de la semana pasada en Alemania, los medios de comunicación madridistas, en un alarde de ingenio, originalidad y novedad, inundaron las portadas con las célebres referencias al espíritu de Juanito, a las grandes remontadas de las Copas de la UEFA de mediados de los ochenta. En los últimos años han recurrido a esta temática en más ocasiones de las que les hubiera gustado a los madridistas, con el agravante de que no se conseguían las remontadas.

Pero anoche fue distinto gracias al acierto de Cristiano. El portugués, motivado enormemente, dio un recital: velocidad, entrega, lucha, presión…y tres goles. Los dos primeros, fueron en un lapso de tiempo de un minuto y veintiséis segundos; el tercero, tras un lanzamiento de falta en la que, para ser justos, la barrera colaboró bastante.

Se le ha criticado mucho a Ronaldo este año por su nivel de juego. Y con razón. La primera parte de la temporada fue, estadísticas goleadoras al margen, mala. Pero parece que ha llegado al tramo final del curso futbolístico en plenitud. Va camino de lograr su cuarto Trofeo Pichichi y está a un gol de igualar su récord anotador en la Liga de Campeones. Y a eso hay que añadirle que, contra todo pronóstico, su equipo vuelve a estar en la lucha por el título liguero y que disputará las Semifinales de Champions tras la remontada de anoche.

Que ni los gestos feos que a veces tiene ni sus declaraciones fuera de lugar en algunas ocasiones impidan ver que estamos ante un enorme futbolista. Disfrútenlo sin miramientos de otro tipo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.