El pasado sábado comenzó la etapa de Luís Enrique como seleccionador nacional en un partido oficial en el primer encuentro de España en la UEFA Nations League. Como todos sabrán, fue en Wembley frente a Inglaterra y los nuestros vencieron por 1-2. Ayer, en la segunda cita de esta nueva competición, España arrolló a Croacia venciendo por 6-0. Dos victorias de prestigio para arrancar no están mal.

Tras la decepción del pasado Mundial hacía falta en la selección un revulsivo, un cambio de rumbo y otra manera de dirigir al combinado nacional. El técnico asturiano sorprendió con una primera lista con ausencias relevantes y en estos dos partidos ha dejado entrever cuales pueden ser sus ideas de juego. Llama la atención la presión alta que realiza el equipo y la velocidad en las transiciones. Así consiguió atosigar a Croacia y hacerle un descosido inesperado.

Modric Isco España Croacia

Modric persigue a Isco en el España-Croacia

Cierto es que la subcampeona del mundo gozó de buenas ocasiones antes del primer gol español, que fue el detonante del desastre croata. Tras el golazo de Saúl llegaron en dos minutos un par de zapatazos tremendos de Marco Asensio para dejar sentenciado el partido. En la segunda mitad, Rodrigo Moreno, Sergio Ramos e Isco aumentaron la brecha para lograr un escandaloso resultado. El partido sirvió también para ver el debut con la selección absoluta de Gayá y Ceballos.

Con estas dos victorias España tiene muy de cara la clasificación para la fase final de esta competición, para la que solamente se clasifica el primero de cada grupo. El 15 de octubre en el Benito Villamarín España se enfrentará a Inglaterra y, justo un mes más tarde, rendiremos visita a Croacia para cerrar esta primera ronda.

No hay que lanzar las campanas al vuelo ni ilusionarse excesivamente, pero estas victorias son importantes para el futuro. Además, el aliciente que da una competición, aunque sea esta de nueva creación, es muy superior a los amistosos descafeinados frente a rivales inferiores. Por lo menos a mi me resulta más atractivo ver este tipo de partidos con puntos y clasificaciones en juego. Esperemos que Luís Enrique consiga volver a llevar a España a lo más alto. Materia prima tiene y él está más que capacitado para fabricar cosas interesantes.