México, Mundial de 1986… el que pasaría a la historia como “el Mundial donde Argentina jugó con Dios“.

Se trataba de un Dios zurdo, de 25 años y apenas 166 cm de altura pero con un don que nadie había visto con anterioridad. Diego Armando Maradona capitaneó a la albiceleste, dirigida por Carlos Salvador Bilardo, y la llevó en volandas hasta el tan ansiado cetro mundial.

“Estuve a punto de aplaudir”. – Gary Lineker

El camino no fue sencillo, sobre todo en el enfrentamiento de Cuartos de Final contra la Inglaterra de Lineker. Pero ahí estaba él, agarró la bola en el medio campo y recorrió 40 metros con una sucesión de regates inverosímiles hasta plantarse en el área de un atónito Shilton que, poco pudo hacer con su desesperada salida al encuentro del mito de Lanús. El gol de Maradona y la narración de Víctor Hugo Morales son ya leyenda.

4 Respuestas

  1. Radamel

    Pepino de gol que metio diego. La segunda entrega tiene que ser el gol de Falcao contra el Valencia en las semifinales de Uefa ;)

    Responder
  2. Migueli

    ¡Enhorabuena por la página!Creo que es amena, da una imagen diferente del fútbol pero a mi entender y los artículos están muy elaborados. Mucho ánimo y mucha suerte

    Responder
  3. Julián Hernández

    Ya no se hacen goles como los de aquellos tiempos. Ahora prima lo físico sobre la técnica y los equipos tienden mucho a resguardarse atrás.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.