¿Qué fue de los futbolistas con bigotes? En los años 70 y 80 jugadores notables apostaron por él. Más tarde pasamos a las crestas, a los peinados con dibujos, y últimamente parece que las barbas hípster están de moda sobre el verde. En Trescuatrotres.com recordamos a los bigotes futboleros, en un mes muy especial, en Movember (“Moustache” es bigote en inglés y la combinamos con “November”)

Este mes millones de hombres en el planeta se dejan bigote para concienciarse sobre sus principales problemas de salud: el cáncer de próstata, el cáncer de testículos, la salud mental y la inactividad física. En 2003 un grupo de amigos australianos tuvieron la idea de dejarse bigote y promover a que todos sus conocidos también lo hiciesen y celebrar una fiesta para recaudar dinero para la investigación de estos problemas. De ahí surgió la idea del evento “Movember” que con los años se ha extendido por todo el mundo, y futbolistas y exjugadores como David Beckham han protagonizado sus campañas.

Inmersos en la celebración, un año más, de este movimiento solidario recordamos futbolistas y entrenadores que además de por su talento nos marcaron por su característico bigote.

René Higuita, el bigote del “escorpión”

René Higuita

Higuita revolucionó el fútbol con su “escorpión” y su look

El autor del conocido “escorpión”. El portero colombiano creó una nueva forma de atajar un balón, una jugada que podía cabrear a cualquier entrenador pero que sorprendió al aficionado al fútbol. Sin manos, con un salto hacia delante y con la parte trasera de los pies despejaba el esférico. Su manejo del balón con los pies era una obra de arte.

Higuita triunfó en Sudamérica, y su oportunidad en Europa no le fue nada bien. Con el Real Valladolid vivió una mala temporada que terminó en descenso. Su vida fuera del terreno de juego provocó muchas noticias: su amistad con el narcotraficante Pablo Escobar, su paso por la cárcel y, tras el fútbol, se ha convertido en una estrella de los realitys y programas de entretenimiento.

David Seaman, el bigote “british”

En la década de los 90 si uno pensaba en porteros de referencia él era uno de ellos. David Seaman, el guardameta inglés. Los españoles le recordamos con poco afecto porque nos paró un penalti, a Nadal en el Eurocopa de 1996. Además de ser el propietario de la potería de la selección inglesa durante más de una década también es una leyenda de los gunners del Arsenal donde es uno de los futbolistas con más partidos de la historia de este club.

En Zaragoza seguro que tienen un mejor recuerdo de él, ya que Seaman estaba en la portería del Arsenal cuando Nayim marcó ese golazo que premió a los aragoneses con la Recopa europea. Ahora aquel portero mítico de la coleta y el bigote se pasó al fútbol de los despachos, es representante de futbolistas.

Frank Rijkaard, el bigote con talento

Rijkaard

El holandés Rijkaard fue uno de los grandes talentos del fútbol holandés que destacó en el Milán.

El jugador holandés fue uno de los más destacados de los años 80, aunque a los más jóvenes os sonará más por su paso por el banquillo del Barcelona de Ronaldinho. Frank triunfó en el Ajax, pasó por el Sporting de Portugal, Zaragoza, y llegó a su mejor nivel en el Milan de Sacchi. El talento holandés compartió juego con Marco Van Basten y Ruud Gullit.

Sus últimos años de futbolista tampoco estuvieron nada mal en el Ajax. Aquellos años aportó su veteranía a compañeros como un jovencísimo Patrick Kluivert, y otros futbolistas que pocos años más tarde serían estrellas como Overmars, Seedorf, Davids…

Carlos Valderrama, el bigote que Michel nunca olvidará

“El Pibe” Valderrama es uno de los jugadores más recordados de la historia sudamericana. Este centrocampista jugó tres mundiales con su selección de Colombia y en España vistió la camiseta del Real Valladolid. Aunque también es muy recordado por el mítico “marcaje especial” de un jugador del Real Madrid, Michel.

Bernd Schuster, el bigote con más carácter

Bernd Schuster

El alemán Schuster jugó en el Barcelona, Real Madrid y Atlético de Madrid

Su bigote es tan recordado como su fuerte carácter. El alemán consiguió algo que muy pocos han logrado, vestir la camiseta de tres grandes de la Liga como el Atlético, Real Madrid y Barcelona. Schuster fue un centrocampista con gran talento en el manejo del balón. Este jugador ganó la Eurocopa de 1980 con la Alemania de Rummenigge.

En la Liga española Bernd Shuster jugó con el Barça de Maradona y se hinchó a ganar títulos con los culés, y luego con los merengues y colchoneros. Siempre estuvo rodeado de polémica, su fuerte carácter seguro que influyó en cómo se fue del Camp Nou y del Santiago Bernabéu, según cuentan los escritos con tremendos enfados con las directivas. Como entrenador en Alemania y luego en España, en el Levante, Getafe y Real Madrid, volvió a dejar constancia de ser un hombre de ideas fijas y que en pocas opiniones se calla.

Vicente del Bosque, el bigote más castizo

Vicente Del Bosque Real Madrid

Vicente Del Bosque fue un centrocampista ofensivo de gran nivel

El seleccionador que entrenó a “La Roja” campeona del Mundo, además de por su bondad y su habilidades como entrenador y jugador, siempre estará en nuestra memoria por su peculiar bigote en el banquillo y sobre el césped. El salmantino jugó como centrocampista en el Salmantino, Plus Ultra, Córdoba, Castellón y Real Madrid.

Del Bosque llegó a jugar 18 veces en la Selección y más de 300 partidos en la élite. El salmantino era un mediocentro ofensivo que compartió vestuario con jugadores como Velázquez o Pirri, leyendas blancas.

Djibril Cissé, el bigote alocado

El delantero francés que destacó en el Auxerre, Liverpool, Marsella, Panathinaikos… ya con 37 años se rumorea que después de un par de temporadas inactivo, y tras jugar el curso pasado en un club de la Tercera división suiza durante unos meses, podría regresar ahora al terreno de juego en un club de la Liga mexicana. El excéntrico jugador también trabaja de DJ, productor musical y tiene su propia marca de ropa en la actualidad.

Muchos lo recordaréis por jugar la mítica final de Champions del Liverpool de 2005, salió al césped como último cambio de Rafa Benítez en el minuto 85 de juego y marcó uno de los goles british en la tanda de penaltis. Fue una de las perlas del fútbol francés que con el paso de los años fue a menos, y dos graves lesiones tuvieron mucha culpa también de ello.

Raul Meireles, el bigote de un moderno

El pivote portugués destacó en el Liverpool y Chelsea antes de retirarse en el Fenerbahçe el curso pasado. Este futbolista jugó 73 partidos internacionales con Portugal y ganó la Champions con los blues ingleses en el 2012. Además de por su bigote o barba también era fácilmente reconocible en el terreno de juego por sus “crestas” o por sus tatuajes. Llegó a Liverpool como recambio de Mascherano tras la marcha del argentino, pero no se llegó a consolidar como uno de los mejores en su puesto. Sus últimos años en la SuperLiga turca fueron notables en el rendimiento.

Aún hay jugadores que apuestan por el bigote, uno de los últimos fue el defensor francés Ramí, ex del Sevilla y Valencia. Otros futbolistas importantes como Griezmann o Sergio Ramos también se han decidido por él durante un tiempo pero ahora mismo nos falta un referente del bigote en la élite del fútbol ¿quién se atreverá? Feliz Movember.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.