El Barcelona se enfrenta ante su mayor reto actual: remontar un 4-0 adverso para continuar su andadura en la Champions. No será nada fácil ya que su rival, el PSG no es un rival cualquiera y la renta le permitirá plantear el duelo o bien de manera defensiva, impidiendo que los azulgranas encuentren los espacios necesarios entre los que se sienten cómodos o bien jugar igual que en la ida, al ataque y con presión alta que tan buen resultado les dio y dado que los culés deberán arriesgar para ir al ataque, aprovechar posibles descuidos para ampliar la ventaja.

Hay que recordar que la plantilla azulgrana podría hacer historia de conseguir ese hito, ya que nunca han conseguido remontar un resultado tan adverso. Pero si los jugadores confían en sus posibilidades y creen en sí mismos, todo es posible. Imposible no hay nada, muy complicado sí. La cuestión es intentarlo. Y para ello hay 90 minutos. Como preámbulo, hay otras citas históricas que invitan a no tirar todavía la toalla y creer que el Camp Nou puede volver a vivir una noche mágica.

La primera de ellas fue la temporada 1978-1979 frente al Anderlecht en los octavos de la Recopa de Europa. En la ida, los belgas vencieron 3-1, con el tercer tanto envuelto en polémica, ya que hubo una mano que el árbitro no señaló. En la vuelta, con una afición entregada, empataron la eliminatoria con goles de Krankl a los ocho minutos, Heredia antes del descanso y Zurivia en el minuto 85 tras una gran acción individual. La suerte de los penaltis estuvo del lado culé que se impuso 4-1. Al final, se acabarían alzando con el título.

La temporada 1985-86, recordado por el hat-trick de Pichi Alonso al Goteborg en semifinales de la Copa de Europa. La ida en Suecia acabó también con un 3-0 en contra. Alonso, él solo, se encargó de darle la vuelta a la eliminatoria erigiéndose en el héroe del conjunto dirigido por Terry Venables. El primer tanto llegó nada más empezar, el segundo en el 63 y el último en el 70. Otra vez tocaba jugarse el ser o no ser en la ruleta de los penaltis donde volvieron a tener la fortuna de cara para acabar venciendo 5-4 con Urruti deteniendo dos lanzamientos. Eso sí, la andadura no tendría final feliz al caer en la final disputada en Sevilla en los penaltis ante el Steaua de Bucarest.

Copa de Europa 1993-1994 frente al Dinamo de Kiev en primera ronda. Tras alzarse con la primera Copa de Europa de su historia el año anterior, perdieron 3-1 en Kiev tras un partido nefasto. La vuelta, acabó 4-1 con goles de Romario, Bakero al cuarto de hora, Rebrov hizo el 2-1, Bakero volvió a hacer el tercero y Koeman, con una falta directa, conseguía la clasificación para la siguiente ronda. Llegaron a la final de Atenas donde claudicaron ante el Milan de Arrigo Sacchi que les pasó por encima imponiéndose 4-0.

Copa de Europa 1999-2000 frente al Chelsea en los cuartos de final. Esta vez los azulgranas con Louis Van Gaal al frente, cayeron en Stamford Bridge 3-1. En la vuelta, Rivaldo marcó el primero a los 25’, de falta directa. Figo hizo el segundo antes del descanso, pero un mal despeje de Ruud Hesp propició el gol de Flo para recortar distancias. A ocho minutos del final, Dani hizo el 3-1 que propició la prórroga. Figo forzó un penalti que Rivaldo transformó y Kluivert hizo el definitivo 5-1. En semifinales, fueron eliminados por el Valencia de Héctor Cúper.

Copa de Europa 2012-2013 frente al Milan. Ha sido hasta la fecha la última gran remontada europea. Cayeron los culés de Jordi Roura 2-0 en San Siro. En la vuelta Messi fue la pesadilla de los ‘rossoneri’ marcando un doblete que junto al tanto de David Villa y el de Jordi Alba certificaron el pase a semifinales. Luego, serían eliminados por un Bayern de Munich que les pasó por encima con 7-0 en el global de la eliminatoria.

Antes del vital duelo ante el Chelsea en el 99, Xavi Hernández dijo: “Esta generación aún no ha hecho una remontada histórica y nos gustaría hacerla”. Lo consiguieron. Ahora, esas mismas palabras deben hacerlas suyas para lograrlo Messi, Neymar, Suárez, Rakitic y compañía. Siempre ha de haber tiempo y ganas de nuevos retos. Afrontarlos es de valientes, superarlos, de campeones.

Sobre El Autor

Redactora, experta en fútbol femenino

De pequeña me despertaba el himno del Barça que se colaba por mi ventana y me dormía cansada de darle patadas al balón mientras imaginaba un futbol femenino de repercusión. Y como #SoñarEnGrande me gusta, aquí estamos para dar un empujoncito. Culé de nacimiento, viviendo el deporte con pasión.

Artículos Relacionados