Desde el momento en el que se hacen los emparejamientos de Liga cada verano, comenzamos a especular y a imaginar qué veremos en el primer Clásico de la temporada. Quienes formarán la alineación de cada conjunto, si Messi se adelantará en el marcador antes que Cristiano y cuál será el comportamiento de las aficiones en un partido que siempre está calificado de alto riesgo.

Pero esta semana se afronta diferente. Parece que la rivalidad absoluta entre ambos clubes y aficiones, siempre deportivamente hablando, y el deseo por machacar al rival sobre el césped ha pasado a un segundo plano. Bueno, quizá no tan lejos. Pero sí es cierto que el tema sobre la seguridad que controlará el Santiago Bernabéu mañana y el riesgo de cualquier tipo de incidente, después de lo sucedido hace ya una semana en París, está en mente de todos. Aunque queramos evitarlo.

Cristiano Ronaldo y Piqué clásico

Pero es la fiesta del fútbol español. El partido que cualquier futbolero desea presenciar en vivo y en directo y aquel que reúne a millones de personas frente al televisor para saber cómo acabará lo que se considera un auténtico choque de titanes. Así que, tras conocer el dispositivo de seguridad que se va a efectuar en el estadio de la Castellana, todos deberíamos tratar de estar tranquilos y continuar con nuestra vida, que es lo que no quieren que hagamos.

Entrando de lleno en el tema deportivo, ambos conjuntos enfrentan el partido con la máxima concentración para tratar de llevarse esos tres puntos que si los consigue el Barcelona lo situarían a seis del eterno rival. Mucha distancia para no haber llegado aún al final de la primera vuelta, que dejaría al equipo de Benítez muy tocado, sobre todo psicológicamente después de haber sido derrotados por el Sevilla en el Pizjuán hace apenas un par de semanas.

Pero eso es una opción que no pasa por la cabeza de ningún madridista. Todo lo contrario porque pretenden derrotar al equipo de Luis Enrique y conseguir así igualarse a puntos en la clasificación.

Con un Bale recuperado y dispuesto para jugar, un Sergio Ramos que se infiltrará para poder ser parte del once, Keylor Navas que vuelve a los entrenamientos y apunta a titular y James que ya está de vuelta en Madrid, los blancos afrontan el choque al cien por cien.

Gareth Bale Jordi Alba clásico

Toni Kross y Modric también preparados para hacer circular el balón en el medio del campo como solo ellos son capaces de hacer y Cristiano, Cristiano siempre está listo para las grandes citas aunque en esta ocasión se espera mucho más de él que lo que ha aportado recientemente al equipo.

Por su parte, el equipo culé está a la espera de la decisión final sobre Messi, quien el pasado jueves se incorporó nuevamente a los entrenamientos junto a sus compañeros después de la lesión que lo ha tenido separado de los terrenos de juego algunas semanas. Y aunque el jugador considera que está preparado para afrontar el partidazo, será mañana cuando se conozca la decisión final acerca del blaugrana.

Así que señores este es el panorama actual de cara al partido de mañana que tendrá lugar en la capital española a las 18.15 horas de la tarde. Cerca de 80.000 personas se darán cita en Chamartín donde lo único que se espera es que el buen ambiente, la pasión por el fútbol y la seguridad más absoluta sean los protagonistas. Además, obviamente, de que los puntos vayan para los tuyos.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.