Que el fútbol está globalizado es algo que nadie puede negar a estas alturas. Las redes de las secretarías técnicas se extienden por todo el mundo, aunque en la mayoría de las ocasiones, las grandes apuestas no acaben bien. Quizás sea el resumen perfecto a la historia que nos ocupa. Una trama que refleja la levedad del mundo del balompié y por qué no, el poder del marketing. Hablamos del extraño caso de Roberto Chen.

Para quien no tenga el gusto de haberlo visto en uno de sus 3 partidos en el Málaga (2 en Liga y 1 en Copa), Chen es un central joven de 1,82 y grandes condiciones. Pero lo que más llama la atención es el exotismo de su origen: Panamá. Pocos jugadores han trascendido de este país centroamericano. Pero uno sí por encima del resto: Dely Valdés, quien lo recomendó para su fichaje al Málaga. Con 19 años llegó al vestuario que regentaba Bernd Schuster, quien lo vio tan verde que decidió mandarlo a la Jupiler League Belga. Aunque en el Zulte Waregem acabara disputando menos minutos aún, 60 para ser exactos, y la mayoría en su feble versión de lateral derecho.

Roberto Chen Balona

Su última cesión, a la Balona, no ha sido fructuosa

La 2014-2015 se antojaba decisiva para el futuro de Chen tras el infructuoso paso por Bélgica. La pretemporada de vuelta en Málaga estaba marcada en rojo en su agenda cuando su infortunio se agrava allá por el mes de septiembre. Una rotura del ligamento cruzado lo mantiene en el dique seco todo el curso. Con dos años aún de contrato, Mario Husillos intenta buscarle acomodo para esta temporada, con un lastre añadido: su condición de extracomunitario. Es así como se toma en verano la mejor opción, una cesión a la mítica Balompédica Linense de 2ª División B. La gran promesa de un equipo Champions en la categoría de bronce suponía un giro inesperado de la historia.

Todo apuntaba a que impondría su nivel en una categoría inferior y liderando un club con historia y potencial como la Balona. Nada más lejos de la realidad, ya que sólo disputa 3 partidos sueltos en Liga (en el último sale goleado por el Sevilla Atlético) y el cercano 6-0 que les infringe el Athletic en San Mamés por la 4ª Ronda de Copa. Una oportunidad para recuperar cartel que acaba por sacarlo de las convocatorias, aunque curiosamente siga contando para el Bolillo Gómez y la selección panameña. Hace tres meses fue convocado para partidos de clasificación de Rusia 2018. Algo que no solventa el problema, ¿qué puede hacer el Málaga con un jugador que ni siquiera triunfa en 2ª B?

Roberto Chen Panamá

Chen es un fijo para la selección panameña

Y aquí viene el último capítulo curioso. Tras lesionarse de gravedad en Málaga y no jugar apenas en Bélgica y La Línea, parece que su futuro está en Seattle. Los Sounders de la MLS ya lo quisieron fichar en su día y parece que conservan sus ganas intactas, como ha manifestado su técnico, Sigi Schmid. Eso sí, sólo hay constancia de sus entrenamientos con el equipo verde, no ha trascendido a día de hoy ni contrato ni duración. He aquí por tanto un caso extraño de futbolista, internacional por su país, que pasa de 1ª a 2ª B con escala en Bélgica, y que va a acabar en una liga emergente como la Major League Soccer ¡Suerte, panameño!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.