Se jugó el derbi en Manchester, el partido del que medio mundo estaba pendiente y en el que había 740 millones de euros sobre el terreno de juego. Y no defraudó, de hecho hasta cierto punto causó envidia.

El City pasó por encima del United durante los primeros 45 minutos con un estilo que cualquier seguidor español y sobre todo del Barcelona podía sentir como suyo. Dirigidos por un magistral Silva, quien se erige como el mejor jugador de una plantilla hecha a base de millones. El otro nombre a destacar en el equipo de Guardiola fue Kevin De Bruyne quien tuvo una movilidad extrema haciendo que el mediocampo del United no oliera el balón.

Sin embargo, Claudio Bravo se empeñó en que hubiera partido. Una salida en falso justo antes de que terminara la primera parte y, todo sea dicho, la magistral finalización de Ibrahimovic ponían el 1-2 en el marcador.

El comienzo de la segunda parte tuvo un arranque muy bueno del United, dirigidos por Ander Herrera. Bravo, siguiendo con su mal día intentó realizar un regate, se lió y cometió un penalti sobre Rooney que el árbitro no señaló. Pero después de los 15 minutos de arreón, la presión del United desapareció y el encuentro volvió a ir al son de la música que tocaba el City mientras los ‘reds’ buscaban la heroica.

Las conclusiones que deja el partido son varias. Por parte del City, tiene un estilo marcado y a falta de Agüero y Gundogan se convierte a todas luces en un claro favorito para conquistar la Champions (la salida de balón desde atrás puede ser su talón de Aquiles). Puede invertir lo que quiera, que el mejor sigue siendo Silva. Quizás Nolito pueda perder su puesto por un Sané que se ve obligado a jugar por la derecha cuando entra desde el banquillo.

En cuanto al United, recuerda al Madrid de la época galáctica. Muchos millones gastados, poco juego de conjunto pero un equipo que lucha hasta el último segundo como hoy donde tuvo posibilidades de empatar un partido que tras el 0-2 parecía sentenciado. Ojo a Rashford, su titularidad debería ser ya un hecho incluso para la selección inglesa.

En definitiva, grandísimo espectáculo.

Sobre El Autor

Fundador y Director

Nací en Murcia y crecí viendo al Barcelona de los Romário, Laudrup y Stoichkov. El fútbol de posesión y la figura del 4 son las claves.

Artículos Relacionados