Alfredo di Stéfano, José Antonio Pizzi, Kubala, Gárate y Marcos Senna, son algunos de los futbolistas extranjeros que tras conseguir la nacionalidad española fueron convocados por la selección absoluta para jugar con el equipo nacional. Alguno de ellos como Senna, tuvo la suerte de alzar la Eurocopa de 2008 con el equipo de Luís Aragonés. Unos jugadores reconocidos en el fútbol mundial a los que desde hace unos meses se ha sumado Diego Costa, el jugador hispano brasileño que va a disputar sus primeros Mundiales con La Roja, de la mano de Vicente del Bosque.

Una incorporación que en un principio causó gran revuelo tanto en España como en el país carioca, donde nunca ha terminado de aceptarse que el jugador prefiriese ser convocado por la Selección Española antes que con el conjunto de Scolari, como expuso en diferentes ocasiones.

Diego Costa y Vicente del Bosque

Diego Costa y el seleccionador durante un entrenamiento

Además, las negativas de que jugase con el equipo nacional también se han sucedido por parte de muchos aficionados españoles, quienes no consideran necesaria la aportación de Costa después de los últimos acontecimientos deportivos jugados y ganados por la Selección, si no contamos la final contra Brasil en la Confederaciones, o simplemente, a quien no aceptaban en el conjunto español por sus actitudes en el campo o por no haber nacido en nuestro país.

Pero independientemente de las críticas o de las alabanzas, la realidad es que Del Bosque cuenta con el delantero que se encuentra en Estados Unidos preparando el amistoso de mañana contra El Salvador y poniéndose a punto para el debut de España el próximo viernes frente a Holanda. Un amistoso el de mañana en el que el seleccionador quiere que juegue unos minutos para comprobar su estado físico tras a la lesión en el bíceps femoral que arrastra desde finales de temporada y que le hizo retirarse del estadio de Da Luz en la final de Champions sin haberse cumplido los primeros diez minutos de juego.

Silva y Diego Costa España

Silva y Costa se saludan durante un partido de La Roja

Si finalmente la pantera saltase al campo del FedEx Field Stadium en Washington, sería la segunda vez que vistiese con la elástica de la Selección, pues ya jugó un amistoso contra Italia el pasado mes de marzo donde no marcó y en el que no terminó de vérsele cómodo al no mostrar esa agresividad futbolística, siempre en el buen sentido, que tanto ha dejado ver a las órdenes del Cholo.

La velocidad que posee en la carrera, la agilidad para recuperar un balón y sobre todo, el remate a portería que suele acabar entre los tres palos, son algunas de las cualidades del delantero al que ahora pretende media Europa. Parece que su futuro se aleja de la Liga española y se orienta hacia la Premier de mano de José Mourinho y su Chelsea pero, con independencia de lo que pase a partir de agosto,  es la Selección Española la que va a contar con su presencia durante este Mundial porque, sin importar si ha nacido o no en nuestro país, la calidad nunca está de más.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.