Hay cosas que no se olvidan por mucho que pasen los años. Los buenos recuerdos de mi infancia perduran en mi memoria frescos e intactos. Esperan pacientes a que, por el motivo más insospechado, aparezcan de nuevo y me hagan recordar la felicidad que viví el día en el que ese recuerdo fue protagonista.

Por suerte, hay bastantes recuerdos que podría enumerar en este artículo pero, de momento (y espero que por los siglos de los siglos), esta página web está hecha para escribir sobre fútbol. Así que hay que buscar, donde dice la canción de Karina, algo relacionado con el deporte que nos atañe. Y los hay, por supuesto que los hay. Por mucho que mi equipo sea el Real Betis Balompié, hay buenos recuerdos.

Yo no era abonado al club verdiblanco cuando niño, así que acudía al Benito Villamarín en contadas ocasiones. Alguna vez que otra, unos vecinos me llevaban si les sobraba un carnet. Y otras veces, mi padre sacaba entradas para algún partido. Ese día era maravilloso: me pintaba la cara de verdiblanco, me comían por dentro los nervios y los segundos se hacían eternos hasta que llegaba la hora de irse para Heliópolis.

Recuerdo un Betis-Rayo de la temporada 91-92. Los vallecanos se pusieron 0-2 a los veinte con un recital del ex madridista Gallego. Pasó que se le acabó la gasolina al fino centrocampista madrileño y el conjunto bético terminó ganando 4-2, cerrando el partido un gol de Pepe Mel al portero rayista, el tristemente fallecido Wilfred.

Y hay otro encuentro que es inolvidable. Una temporada más tarde volví a las gradas del Villamarín para ver a mi equipo jugar contra el Villarreal. El conjunto castellonense, que todavía vestía con calzonas azules, perdió 2-0 contra el Betis. Del partido solo recuerdo una cosa: un golazo de Trifon Ivanov, empalmando un balón, con una volea en el aire, sencillamente espectacular.

La triste muerte del defensa búlgaro me ha hecho recordar este gol de bandera, esta obra de arte de un futbolista distinto, genuino y especial. Descansa en paz, Ivanov, y gracias por todo.

Trifon Ivanov con la camiseta del Real Betis