Los amantes de Futmondo y Comunio tiemblan cada vez que osan introducir a un jugador del F.C. Barcelona en la medular de sus 11 elegidos de la jornada. Adivinar qué centro del campo va a presentar  Luis Enrique Martínez  ya resultaba difícil cuando Busquets e Iniesta estaban a su disposición, y se ha tornado imposible desde que estos dos genios han causado baja. Antes de su paso por la enfermería, y teniendo en cuenta que en el noventa por ciento de las ocasiones iban a ser titulares indiscutibles, la duda radicaba en qué jugador iba a ocupar el interior derecho. RakiticAndré GomesRafinha Denis Suárez rotaban, en ocasiones arbitrariamente, en un puesto que demanda unas especiales exigencias muy características dentro del sistema de juego azulgrana.

En primer lugar mientras en el flanco izquierdo el equipo blaugrana tiene a jugadores especialistas en la posición, en el lado derecho Lucho ha reciclado a dos interiores con llegada o, en el caso de Aleix Vidal, un, hasta no hace mucho, aseado extremo. Este perfil de los ocupantes de la banda, con mayor vocación ofensiva que defensiva, obliga a que el interior derecho tenga que estar constantemente atento a cubrir la espalda del lateral en sus constantes subidas.

Aunque es cierto que en el flanco izquierdo Jordi Alba o Digné, aunque este último en menor medida, también tiene vocación defensiva, son capaces de replegar mucho más rápido que los ocupantes de la banda derecha. Ya sea con Sergi Roberto o con Aleix Vidal, el equipo gana mucho en ataque a costa de que el interior derecho tenga que emplearse en defensa. Hasta aquí cierta lógica en las rotaciones en el puesto de interior, para salvaguardar de lesiones a jugadores clave, por lo menos hasta la pasada campaña, como Ivan Rakitic. Esta descompensación en la banda derecha podría haberse subsanado en el mercado invernal pero seguimos sin un especialista en esa posición, como dice el anecdotario español “con estos bueyes hay que arar

Lo que ya es un poco más complicado de entender es lo que ha hecho Luis Enrique desde la lesión de Busquets e Iniesta. Cuando, en la mayoría de partidos, ha probado a André Gomes en ese puesto con dispares resultados, tras la lesión de Busquets por ahí han pasado Ivan Rakitic, que rinde más como interior y Javier Mascherano. Incluso en el centro del campo ha contado con otro elemento más como es Arda Turan, que ya ha demostrado sobradamente que no se adapta a ese puesto.

Mascherano cortando balón

Para el partido de esta noche, semifinal contra el Atlético, vuelve la incertidumbre al aficionado blaugrana. Personalmente creo que la posición de mediocentro la va a ocupar Javier Mascherano, ya que tiene un perfil más defensivo y de contención, es cierto que el equipo, con él a la batuta, no se mueve ofensivamente con un sello blaugrana, pero no es menos cierto que es el titular indiscutible en la albiceleste, que defensivamente es el mejor mediocentro del mundo, y que su presencia permite que los interiores sufran menos en los posibles contraataques del equipo rojiblanco.

Se nos presenta esta noche una bonita semifinal de Copa del Rey, dos de los mejores equipos europeos, dos equipos todavía aspirantes a alzarse con el triplete, incluyendo la bochornosa Liga española.