Esta temporada, la 2015-2016 no será recordada en Europa por la confirmación del Atlético de Madrid, ni por el dominio de Juve y PSG, ni siquiera por el adiós de más figuras. Este año futbolístico quedará marcado con letras de oro el Leicester y su espectacular campaña en la Premier, tan alabada ya aunque no por ello menos sorprendente. Pero no es el único hito al que podemos asistir en este año de transición en el viejo continente.

Algo más lejos, en Rusia, los equipos de Moscú se han quedado helados al ver a un modesto Rostov adelantarles por la izquierda. Tanto es así, que en estos momentos lidera la tabla con un punto de diferencia sobre el CSKA. Algo impensable si tenemos en cuenta que Rusia es uno de los destinos preferidos para que los grandes magnates del petróleo o el gas inviertan en clubes.

Estas inversiones millonarias ligadas a empresarios algo opacos hace difícil hablar de presupuestos en clubes rusos. Lo que sí podemos comparar es su valor de plantilla, en torno a los 40 millones de euros, según Transfermarkt, bastante lejos de los 196 millones del Zenit o los 131 millones del CSKA. Afortunadamente, el dinero no lo es todo, no como su entrenador que sí lo es, o casi. Si hablamos de Gurban Berdiyev seguro que pocos sabrán quién es.

Si decimos que es el mister que siempre lleva el rosario musulmán o tasbih y que convirtió en campeón al Rubin Kazan, la cosa cambia. Tras dejar a los verdes hace dos años se enroló en una aventura menor, la del Rostov, que empezó con una permanencia y puede rematar este año con el soñado título.

Berdiyev técnico

Berdiyev, un técnico peculiar pero ganador

Y es que el club es una institución humilde, aunque ya sepa lo que es ganar una Copa doméstica, hace dos años con el turcomano ya en el banquillo. De sus 86 años, sólo ha jugado 22 en 1ª, y su paso por Europa se limita a una 1ª ronda en Europa League y dos infructuosas participaciones en la Intertoto. Evidentemente, su plantilla también es modesta si la analizamos nombre a nombre.

Ante todo, hay que destacar que el esquema de Berdiyev suele ser un 1-5-3-2 al estilo italiano, con carrileros y dos delanteros. Lo que le da flexibilidad al sistema, con una defensa numerosa y sin renunciar a la doble punta. Aunque todo empieza en el meta Soslan Dzhanaev, excanterano del Spartak y de la sub21. De los tres centrales nos quedamos con nuestro César Navas, que siguió los pasos de su máximo valedor en Kazan y lidera la zaga a sus 36 años.

En la media destacan: el capitán y pivote defensivo Kalachev a la batuta y el desparpajo del internacional ecuatoriano Christian Noboa en la banda. Y en la delantera hay que apuntar el nombre del joven Dmitri Poloz, gran promesa que dejó escapar Lokomotiv y que está despuntando con sus 7 goles y 6 asistencias en la Premier. De su acierto de cara a portería dependerá si se vivirá en Rostov del Don la alegría que ya empieza a contagiarse en Leicester. Lokomotive y Dinamo son los huesos en el camino a la gloria que empieza este domingo ante el colista Mordovia ¡Na zdorovie!