Hace exactamente un año, en enero de 2015, el Vicente Calderón hacía uso de sus mejores galas para dar la bienvenida nuevamente al que fue y siempre será uno de sus ídolos e iconos. El discurso del presidente rojiblanco mostraba satisfacción y entusiasmo ante la vuelta del que siempre sería ‘El Niño’, su niño.

Y es que Fernando Torres pisaría de nuevo el césped del estadio en el que dio sus primeros toques al balón tras ser cedido por el Milán. El equipo italiano aprobó la cesión por lo que quedaba de temporada y otra más tras ver que el rendimiento del jugador no era el esperado en sus filas.

Ahora, doce meses después, Torres vuelve a encontrarse en una situación delicada. Y es que, si a su bajo rendimiento esta temporada, en la que Fernando ha cosechado tan solo dos tantos en 24 partidos y ha estado 19 consecutivos sin ver portería, le sumamos la sanción impuesta por la FIFA hace dos semanas, todo se embarulla un poco más en la ribera del Manzanares.

Fernando Torres presentación enero de 2015

El Nino Torres durante su presentación en enero de 2015

La FIFA comunicó al club que preside Enrique Cerezo hace dos semanas que sobre ellos recae una sanción que les impedirá hacer movimientos en los próximos dos mercados de fichajes por lo que deberían ser rápidos y concretar sus pasos antes del próximo 1 de febrero, si es que pretendían ampliar o recortar su plantilla.

¿Y en qué afecta esto al niño Torres? Pues en que los rojiblancos no tenían pensado plantearse una posible compra al club italiano hasta final de temporada y así poder analizar el rendimiento del jugador y averiguar si este es rentable para los colchoneros y si el Cholo quiere seguir contando con él para la próxima campaña.

El inconveniente es que estos trámites para hacerse con los servicios del delantero no podrían esperar a final de temporada y deberían efectuarse antes del próximo lunes, día en el que cierra el mercado de invierno y según apuntan las últimas informaciones no hay nada que hacer, no de momento.

El Atlético de Madrid ha comunicado al madrileño que actualmente no sopesa la opción de compra ya que su rendimiento no está siendo el esperado y como ya ha dicho en otras ocasiones el técnico colchonero, “ninguno de sus jugadores es indispensable, todos tienen que ganarse su titularidad”, por lo que Fernando no iba a ser la excepción a pesar de ser el emblema del club.

Fernando Torres atlético

Torres durante un encuentro con el equipo colchonero

Por su parte, el 9 ha dejado claro su deseo de continuar en el equipo la próxima campaña, aunque, de no ser así, no tendría problema para encontrar otro club ya que tiene algunas ofertas encima de la mesa, algunas procedentes de EE.UU y China.

Por el momento, la única opción para Torres y para el club es la de esperar a que salga a la luz la resolución sobre el recurso que el Atlético ha presentado a la FIFA para tratar de eliminar este castigo.

Serán las próximas semanas las que nos digan si Fernando Torres vestirá la elástica colchonera la próxima temporada o si como alternativa volverá al club de sus amores en un futuro no muy lejano para desempeñar cualquier otra tarea que no sea la de saltar al césped del Calderón, al menos no en partido oficial.