El pasado domingo, tras conocer el empate del Barcelona contra el Getafe y el pinchazo colchonero en el Ciudad de Valencia, la posibilidad de que el Real Madrid se alzara con el campeonato liguero esta temporada estaba presente en cualquiera. La victoria contra el Valencia les hubiera situado a dos puntos del Atlético y con una mentalidad arrolladora para afrontar las tres jornadas restantes dependiendo de sus resultados. Pero la victoria nunca se produjo y el empate que se consiguió en el Bernabéu sirvió para complicar una situación que hasta ese momento nada tenía en contra. El triplete se escapaba…

Un empate que volvió a repetirse el miércoles noche en el estadio pucelano, donde el conjunto blanco no solo se alejó del título tras perder dos puntos y dar vida al Barcelona, sino que la imagen que presentó frente al Valladolid quedaba muy lejos de la que mostraron en Alemania frente al Bayern, con la que consiguieron que el mundo del fútbol se rindiera ante ellos.

Xabi Alonso y Modric abandonando el terreno de juego cabizbajos

Xabi Alonso y Modric

Nada que ver con lo sucedido en Zorrilla donde el equipo capitaneado por Casillas no mostró la velocidad en el juego que tanto le caracteriza y donde las oportunidades de los blancos no hacían acto de presencia. Todo lo contrario a los jugadores del Valladolid que tras apreciar las carencias que mostraban los blancos, lucharon por llevarse los tres puntos, que por suerte para los madridistas, solo se quedó en un empate.

Algunos apuntan al cansancio, otros a la falta de concentración. Unos argumentan que estaban confiados ante el Valladolid por la mala clasificación que ocupa en la tabla y otros ni siquiera se defienden ante la puesta en escena. Simplemente ven cómo el Real Madrid ha perdido la oportunidad de convertirse en serio candidato a conquistar su Liga número 33 y que tras una soñada conquista de Lisboa en la final de Champions, les llevaría a conseguir el triplete. Un trío de ases que, a día de hoy, se ve de lejos.

Cristiano Ronaldo Madrid Valladolid

Cristiano Ronaldo minutos antes de ser sustituido tras sus molestias. Las pocas opciones de obtener el triplete, pasan por que el portugués esté al 100%

Aunque es improbable que Atlético y Barcelona pierdan este fin de semana contra Málaga y Elche respectivamente, no es imposible. Lo único real es que tanto uno como otro son los únicos que dependen de sus propios resultados para cantar el alirón. Ahora, a los de Ancelotti solo le queda conseguir las dos victorias consecutivas y esperar que Costa, Courtois y Messi no estén en sus mejores días.

Restan dos jornadas para que concluya la competición y el fútbol mundial ya se prepara para vivir uno de los mejores acontecimientos deportivos del planeta. Brasil ya espera la llegada de los astros del fútbol, pero hasta entonces, el espectáculo futbolístico seguimos teniéndolo asegurado en nuestro país, con este apasionado desenlace que a escasas dos semanas de finalizar, sigue sin tener claro vencedor.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.