Esta semana volvemos a Italia, hoy para hablar de porteros. Aunque tratar de guardametas jóvenes italianos parece coto privado de Donnaruma, eso sería demasiado sencillo. Así que, como nos gusta más descubriros talentos no tan conocidos, hoy nos toca un portero alto, joven y exótico. Nacido en Indonesia pero crecido en Italia, criado en la Juventus y madurando en la Sampdoria, hoy hablamos de Emil Audero.

El joven Audero es un portero de mucha presencia, a su 1’90 m de altura suma una gran envergadura de brazos. Pero si destaca por algo, es por sus reflejos, que le ayudan a llegar al suelo muy rápido. También por su postura, muy agachada, un poco antiestética, pero eficaz. Evita así el problema de algunos porteros altos, que caen como árboles. Es un guardameta sobrio, sin estridencias, con los pequeños pecadillos de porteros jóvenes, de falta de contundencia o de control del juego aéreo, en el que es un poco tímido a pesar de su impresionante planta. Donde sí aporta seguridad a sus compañeros es con el juego de pies, ahí saca personalidad para un equipo como la Sampdoria, donde el balón sale de atrás jugado y en corto.

Como decíamos, Audero nació en la ciudad de Mataram, en la isla indonesia de Lombok, país del que es su padre. Con solo un año de edad, se trasladó a la pequeña localidad de Cumiana, en el área metropolitana de Turín, de donde es su madre. Allí empezó a jugar para, a los 11 años, ingresar en el cadete de la Juventus. Con 16 años, ya fue convocado por primera vez con el equipo Primavera, aunque no llegara a debutar. Al año siguiente, fue el portero de la Juventus en la prestigiosa UEFA Youth League y el portero de la Coppa con el equipo Primavera. Con 18 años quemó la siguiente etapa, asentándose como portero titular e incluso capitán del segundo equipo bianconero, pero perdiéndose algunos partidos para acudir convocado, nada menos, que al primer equipo. Esta situación se mantuvo en la temporada 15/16, cuando volvió a visitar en diversas ocasiones el banquillo de los profesionales, incluso en Champions, pero sin llegar a debutar.

En la 16/17 fue habitual verle en el banquillo como sustituto de Buffon, lo que provocó que apenas pudiera tener minutos con el Primavera. Con la Juve ya campeona, en la última jornada de la Serie A, Allegri le dio el gustazo de debutar ante el Bolonia, a los 20 años, con victoria por 1-2.

Con la llegada del polaco Szczesny como sucesor de Buffon, llegó el momento de cambiar de aires. Para Emil Audero, poder entrenar cerca de un mito como el actual portero del PSG fue un honor y una oportunidad de aprender, no en vano, el joven indonesio le identifica como su ídolo. Su destino, como cedido, fue el Venezia, de la Serie B.

Buffon traje Juventus

En la ciudad de los canales fue titular casi indiscutible, teniendo así su primera oportunidad de demostrar su valía con cierta continuidad en el fútbol profesional. La mayor parte de los pocos partidos que se perdió, fue por coincidir con encuentros de la Sub 21. Y es que Audero lleva desde la Sub 15 siendo un habitual de las convocatorias internacionales de las diferentes categorías, siendo actualmente el titular de la Sub 21 de Luigi di Biagio.

Toda vez que el gran Buffon dejaba un hueco en la puerta de la Vecchia Signora, la llegada del también joven Mattia Perin le dejaba pocas opciones de jugar, ni tan siquiera de ser el suplente de Szczesny. Este pasado verano le sonó la hora de salir, de dar el salto a una portería de cierto caché, y la oportunidad de formar parte de la Sampdoria no es mal plan para un portero joven. Dejó Turín con una fórmula un tanto peculiar, como cedido con opción de compra por parte de la Sampdoria, y posterior opción de recompra para la Juventus. Así, ambos clubes se cubren la espalda. Si no funciona, la Sampdoria podría devolverlo, si funciona muy bien, la Juventus podría recomprarlo.

Hasta el momento, el paso de la Serie B a la Serie A no parece haberle pesado. Se ha hecho con el puesto con la seriedad de un veterano, y está siendo una pieza importante en el buen arranque de los blucerchiati. Ha recibido tres goles en cinco partidos de Liga, sin recibir más de un gol en ninguno de ellos. Este fin de semana, tuvo que ver perforada su portería en tres ocasiones ante el Inter, si bien las dos primeras fueron anuladas. Sin ser el mejor de sus días, dejó la parada de la noche al repeler una volea a bocajarro de Candreva, y en los tres goles, el “legal” de Brozovic en el descuento y los dos anulados a Nainggolan y Asamoah, cabe destacar que sus reflejos le hicieron alcanzar incluso a tocar esos tres disparos muy potentes y ajustados, pero la bisoñez de su mano blanda le impidió conseguir sacarlos.

Emil Audero

Dada la dificultad de luchar por un puesto con el fenómeno Donnaruma, aun más joven que Audero, la selección será complicada para nuestro protagonista. Por lo demás, su futuro es una incógnita. Mantener una buena línea en la Sampdoria puede asentarle en ese club, de nivel medio, o abrirle el camino a una portería más importante (parece tener nivel para ello). Pero también puede llevarle a volver a la Juventus, donde difícilmente sería titular de entrada y podría frenar su progresión a base de lustrar tan importante banquillo.

Todo está por ver en la carrera de este joven indonesio de nacimiento pero de alma italiana, a quien merece la pena seguir con atención.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.