Un galáctico en la tierra. En Trescuatrotres hemos podido conversar con un futbolista que jugó unos octavos de Champions League en el Weserstadion de Bremen ante 40.000 espectadores. Un jugador que ahora defiende los colores del equipo de su tierra, y del cual forma parte de la gestora, con la ilusión de conseguir que regrese a la élite del fútbol nacional cuanto antes. Él es Ángel Dealbert.

Ángel Dealbert lideró la defensa del CD Castellón de Pepe Murcia y Abel Resino que lucharon por el ascenso a Primera. Luego, el castellonense jugó en el Valencia de Emery, Villa, Silva y Mata con los que disputó la Champions. Más tarde, continuó su carrera en Rusia y los Emiratos Árabes hasta volver a España con el Lugo el curso pasado en Segunda División. Ahora, compite en Tercera con el club de su vida con un claro objetivo: el fútbol profesional debe volver al Municipal de Castalia.

Ángel Dealbert y Pablo Hernández (futbolista que ha pasado por el Valencia, Getafe, Swansea y ahora en la Segunda inglesa en el Leeds) venían desde hace muchos meses conversando de cómo podían salvar al equipo de su tierra, el CD Castellón. Un club al borde del precipicio más oscuro, ahogado por las deudas y por una propiedad que había dado la espalda a la afición y a las autoridades públicas de la ciudad.

Ángel Dealbert CD Castellón

Ángel Dealbert es la gran esperanza del CD Castellón

Tras varios intentos, el pasado verano consiguieron adquirir la gestión del club con la participación de otros empresarios y personalidades castellonenses. Sobre ello y sobre su situación personal hemos charlado con Ángel Dealbert.

¿Cómo conseguisteis tomar los mandos de la entidad?

Estuvimos durante meses valorando esta posibilidad hablando con socios del club y con otra mucha gente. El club estaba en un momento muy crítico, a punto de desaparecer, y tuvimos que dar ese paso adelante para que la situación no terminase como nadie quería.

Pablo Hernández y tú lleváis más de una década en el fútbol profesional ¿os ha servido para que ahora ex compañeros os ayuden en este nuevo reto?

Sí, con el paso de las temporadas hemos conocido a mucha gente del fútbol y muchos nos han aconsejado sobre cómo mejorar en la organización y en el día a día así como qué errores no cometer.

La afición sufrió mucho durante estos últimos años en los que parecía que un traspaso de gestión del club era imposible. Sin embargo, finalmente lo conseguisteis. ¿Qué consejo le ofreces a otras aficiones que estén pasando situaciones similares?

Es una situación muy difícil ya que esa gente vive cada día los problemas del club. Lo que les diría por encima de todo es que cada uno tiene que luchar por lo que quiere y no dejar de intentarlo. En Castellón la afición tiene un sentimiento por sus colores difícil de expresar.

Antes de vuestra llegada, cada semana en la prensa podíamos leer los problemas del día a día del equipo: un estadio en lamentables condiciones, jugadores sin cobrar… ¿Cuál fue la mayor dificultad cuando entrasteis a la gestión?

La gran desorganización en todos los sentidos y ámbitos del equipo. La gestión del club estaba llena de errores y sin sentidos, era muy difícil de imaginar lo que nos encontramos. Lo primero fue analizar la plantilla de toda la entidad, conocer a toda la gente que trabaja en el club así como su situación. Nos importaba mucho saber qué jugadores terminaban contrato, las necesidades del equipo…

¿Cuál es hoy día la situación económica del CD Castellón?

Difícil en todos los sentidos. Había que entrar aquí con un nivel económico alto, y con la ayuda de los socios y de las PyMES de la ciudad se está intentando crear una buena organización, no obstante la economía de la entidad es complicada. Eso sí, con trabajo y ganas podremos salir adelante.

Has ayudado al club desde los despachos pero ahora lo estás haciendo sobre el césped ya que formas parte de la plantilla. ¿Cómo asumes el reto de competir en Tercera tras muchas temporadas en el fútbol de élite?

A nivel mediático y de gente desde que he vuelto al Castellón en el día a día lo noto igual que cuando estábamos en Segunda, pero sí que es cierto que en cuanto al nivel de fútbol y profesionalidad no es lo mismo. Regresar a competir en Tercera División es volver a la realidad del fútbol, donde hay que jugar en campos muy complicados, muchos de ellos con césped artificial, y sobre todo con un día a día en el que hay que luchar y luchar. Esta categoría te hace volver a vivir el fútbol más real, el amateur o semiprofesional.

Ángel Dealbert celebrando gol con el Valencia CF

Ángel Dealbert jugó en el Valencia CF con Villa, Mata y Silva, entre otros.

Lo mejor que tiene el club es su afición, casi 10.000 socios en Tercera, una locura.

No me lo podía imaginar. Conocía a la gente de haber jugado aquí y lo que supone el CD Castellón pero la respuesta a una situación tan crítica ha sido extraordinaria. La afición ha dado un golpe encima de la mesa para demostrar que es la mejor de España con casi 10.000 personas en un partido de Tercera División.

Con este tremendo apoyo el objetivo no puede ser otro que el ascenso.

Está claro que nosotros tenemos, no la presión, sino la obligación de ascender pero hay que ir paso a paso. Hay más equipos en la categoría que quieren ascender y están trabajando bien pero nadie tiene nuestra masa social detrás. Ahora bien, todo esto hay que ganárselo en el césped partido a partido.

Después de cada entrenamiento, de cada partido, por la noche cuando te vas a la cama y sueñas ¿Dónde te imaginas al Castellón dentro de 5 años?

En Segunda División, en el fútbol profesional. Y a partir de ahí el sueño de todos es volver a ver al CD Castellón en Primera, esa sería mi mayor ilusión, poder dejarlo ahí. No será fácil porque son varios ascensos pero con trabajo, ilusión y la masa social que tenemos apoyándonos lo podemos lograr.

Sobre El Autor

El balón es mi mejor amigo (como dirían Oliver y Benji), y la comunicación es mi pasión. Soy periodista y cuento con experiencia en diversos medios de comunicación en España y Reino Unido (Cadena Ser, CNTimesLive…). Durante varios años he seguido el día a día de la actualidad del Valencia CF, Levante UD, y Valencia Basket. Los estadios son mis templos, y el fútbol mi religión.

Artículos Relacionados