Un prometedor francés de origen argelino aterrizaba en un muy convulso Valencia en el verano de 2010. Desde entonces aquel chico de 20 años ha vivido de todo: cambios de propiedad del club, entrenadores de todo tipo, ha soportado pitadas de la grada, ha sufrido malas temporadas y ha celebrado el regreso a la Champions.

En estos cinco años aquel joven llamado Sofiane Feghouli se ha ganado el ser titular y pieza fundamental del equipo, y aunque ni sus entrenadores ni la grada le haya demostrado su amor, ya merece ser recordado como uno de los cracks que han pisado el césped de Mestalla.

Su aterrizaje en una Valencia tormentosa

En el Valencia de entreguerras, ese en el cual no se sabía el rumbo de un club asfixiado por las graves deudas, la secretaría deportiva buscaba perlas baratas para formar una plantilla capaz de luchar por Europa y soportar la presión de Mestalla. Braulio, el por entonces máximo responsable del área deportiva, se centró en el mercado francés por ser barato y albergar a prometedores futbolistas. De ahí llegó Feghoulí como muchos otros fichajes durante esos años a Valencia: Ricardo Costa (procedente del Lille), Mathieu (Tolouse), Tino Costa (Montpellier), Rami (Lille), Aly Cissokho (Lyon)…

En ese verano de 2010 muchos dudaban de las calidades de ese joven desconocido que llegaba a tierras levantinas. Feghouli aterrizaba tras dos años muy complicados en el Grenoble francés donde había sufrido graves lesiones que le habían impedido jugar con regularidad el último curso y la actitud vengativa de su club de origen. Al conocer el fichaje por el Valencia el equipo galo decidió darle muy pocos minutos de juego de castigo.

Feghouli camiseta Grenoble

El Valencia fichó a Feghouli del Grenoble francés

Su presentación en Mestalla fue como una liberación para Sofiane. Tras el tormentoso final en Francia tenía la oportunidad de jugar en un grande de La Liga. Aquel joven de 20 años no paraba de sonreír ante la prensa y aficionados y prometió “progresar con ambición”. Feghouli sabía que a partir de ese día le debía mucho al Valencia por darle esa gran oportunidad para su carrera. El club che le seguía desde los 17 años cuando debutó en el primer equipo del Grenoble y temía que las lesiones provocaran dudas para confirmar su fichaje.

En ese Valencia que se había quedado sin Silva ni Villa (que fueron vendidos ese verano) estaban Mata, el recién llegado Soldado, Aduriz, Joaquín, Pablo Hernández, Jonas…y el joven Feghouli apenas participó en el juego del equipo. Unai Emery veía muy verde al argelino para competir por jugar en ese equipo que disputaba la Champions y pensó en cederlo a otro equipo donde crecería para regresar con más minutos, y por tanto, experiencia en la Liga.

En medio año en Almería disfrutó de minutos de juego y empezó a demostrar en España que en sus botas había calidad. El verano siguiente Emery confió en él tras la obligada venta de Mata y Joaquín por las necesidades económicas del club. El nuevo “8” del Valencia (heredó un número que han llevado jugadores como Baraja en la historia ché) comenzó a ganarse la titularidad y a participar cada vez más en el juego ofensivo del club.

Tras un buen curso de regreso a Mestalla tras su cesión, la segunda temporada consecutiva en el club fue más difícil. A los 22 años ser titular en un gran club de Europa y fuera de tu hogar no es fácil de asimilar para cualquier persona, y en ese crecimiento profesional Sofiane se despistó de su camino y su juego fue más irregular, al igual que su comportamiento. En el invierno de 2012 la policía le detenía tras circular con su vehículo sin carné.

Además, ese año, y el posterior, en las temporadas 2012-13 y 13-14 el club vivió momentos muy complicados. La institución iba a la deriva, nadie encontraba la solución para sus graves problemas económicos y la posible venta de la entidad empezaba a tomar forma. En lo deportivo el equipo no funcionaba. Los entrenadores se sucedían: Pellegrino, Valverde, Djukic, Pizzi… Muchos cambios y muy poca tranquilidad para poder crecer deportivamente.

Su explosión en la sombra  

Temporada a temporada Feghouli ha ido creciendo en minutos y en calidad en su juego. Es cierto que ha sido bastante irregular, y cuando parecía llegar a demostrar que podía ser un auténtico crack se disolvía en los siguientes partidos hasta llegar a desaparecer en un juego insulso. Sus datos, más de 30 partidos jugados casa curso y sus aportaciones goleadoras (6 o 7 goles por temporada) describen a un jugador importante para la entidad.

En la Liga anterior con la llegada de Nuno volvió a ser importante jugando muchos partidos, aunque el portugués también probó a Rodrigo en su posición el argelino terminó destacando más y ganándose a parte de la grada. Es cierto que nunca ha sido ese jugador que enamore a la afición. La grada le ha pitado varias veces en estos cinco años en Valencia, su irregularidad ha desquiciado a algunos hinchas que ven en él un futbolista que puede ofrecer más de lo que habitualmente da.

Feghouli presentación Valencia

Feghouli es uno de los futbolistas más antiguos de la actual plantilla che

Cuando se habla de la plantilla del Valencia no habréis escuchado mucho su nombre. Por ejemplo, el curso pasado todos recordamos el gran rendimiento de Diego Alves en la portería, de Otamendi y Gayá en la defensa, de Parejo y André Gomes en el centro y al goleador Paco Alcácer. Y muchos aficionados ches antes que ponerse la seriografia de Feghouli en su camiseta han elegido la de Mustafi, Gayá, Negredo, Rodrigo…

A pesar de sus números tampoco ha conseguido ganarse la total confianza de la dirección deportiva del club. En estos cinco años se le ha visto como un jugador con muy buena calidad y con gol, uno de esos futbolistas con algo especial muy difíciles de encontrar en el mercado, pero también se opina de él que nunca llega a explotar del todo, que ofrece lo mejor y se pierde varios partidos. Además, sus participaciones en la Copa de África (la última el invierno pasado) le han hecho perderse meses de competición con el club.

Este verano llegaron ofertas por él (de unos 10 millones de euros) y el Valencia aceptó estudiarlas con el representante del jugador. Al final se quedó y el club ha intentado su renovación (termina contrato el próximo verano), de momento no se ha cerrado ningún acuerdo. En los próximos meses podemos ver una “reno-venta”, se dice así de esa renovación previa a una venta el próximo verano, siempre que la suma de dinero sea importante. Al Valencia no le dolería mucho desprenderse de este futbolista, quizá luego, tras su marcha si se acuerde más de él.

Ahora, tras el brillante golazo en Champions frente al Lyon todos nos hemos vuelto a fijar en él, en “Soso” (de Sofiane) como algunos le llaman. Ahora vuelven a salir los clubs que lo desean (entre ellos parece ser que el Barcelona). Ahora le vuelven a caer los elogios, como ha pasado antes cuando ha realizado grandes actuaciones en partidos importantes como ante el Barcelona la temporada pasad en La Liga. Quizás termine en el Camp Nou que ahora cuenta con el ex valencianista Robert como máximo responsable deportivo. Quizás renueve por el club de Mestalla y siga siendo uno de los jugadores que más años lleva en la entidad de la actual joven plantilla che. ¿Quién sabe?

Así es el curioso caso del franco-argelino Sofiane Feghouli.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.