Se repetirá por tercera vez consecutiva el mismo duelo en la final de la Copa de la Reina. Atlético de Madrid y Barcelona, flamante bicampeón de la Liga Iberdrola ante el vigente defensor del título copero se verán las caras este próximo sábado 2 de junio en el Estadio Romano de Mérida a partir de las 20.30h y con las cámaras de Gol en directo.

Ambos equipos lograron el pase a la final con serios problemas. Primero las rojiblancas, que se medían al Granadilla Tenerife al que no pudieron doblegar hasta llegar el último suspiro, el minuto 90 y aprovechar Ludmila el balón suelto tras el rechace de la portera Pilar Gonzalez ante un disparo de Sonia. En tiempo añadido, Ángela Sosa hizo el 0-2 definitivo al plantarse sola y lograr batir a la guardameta en una doble ocasión.

Celebración Barcelona femenino

Quinta final en seis años para el Barcelona

El equipo entrenado por Ángel Villacampa quiere alzarse con el título que convertiría la temporada en la mejor de la historia al conseguir el doblete.

Por su parte, el Barcelona sufrió para doblegar al Athletic Club y necesitó la tanda de penaltis para respirar tranquilo e intentar reeditar el título para no acabar el año en blanco, lo cuál sería todo un fracaso dado el potencial del equipo y las aspiraciones y objetivos que se tenían a principios de temporada.

La Copa de la Reina vuelve a ser azulgrana

Las azulgranas se adelantaron en el minuto 36 con un gol de cabeza de Mariona a la salida de un córner, Empataron las ‘leonas’ en el 81′ con un magnífico lanzamiento directo de falta a cargo de Eunate. Como un partido no termina hasta que el árbitro pita, lo mejor estaba por llegar en el tiempo añadido, del que se añadieron cinco minutos. El Barça se volvió a adelantar con un disparo por la escuadra de Lieke Martens en el 93′. Todo parecía ya resuelto pero el empuje bilbaíno hizo que un minuto después Lucía aprovechara una contra para colocar el 2-2 con el que se llegaría a la prórroga y posteriormente a los fatídicos once metros.

Sandra Paños detuvo el lanzamiento de Eunate y posteriormente Lucía mando su tiro al palo convirtiendo por 3-4 al Barcelona en finalista de la Copa de la Reina por quinta vez en los últimas seis ediciones. Eso sí, el equipo es consciente que igual que ocurrió el año pasado, se juega salvar la temporada a una sola carta.