El peinado de mohicano de Cristiano Ronaldo, la línea de ropa interior de Bechkam, el traje rojo de Messi en la gala el Balón de Oro 2014 y los tatuajes de Sergio Ramos, sin ser asuntos de relevancia han sido temas de muchas noticias en la prensa deportiva española. Detrás de muchos jugadores de fútbol hay un universo paralelo ligado a la moda, que les reporta, en la mayoría de los casos, grandes cantidades de dinero a través de desmesurados contratos de publicidad.

Al hablar de este tema a todos nos viene a la cabeza el traje rojo de Messi en la última entrega del Balón de Oro, y la chaqueta de lunares de la anterior edición. Ambos estilismos son de Dolce Gabbana y no han dejado indiferente a nadie. Parece que el argentino no tiene un asesor de imagen que le aconseje a la hora de elegir la indumentaria para eventos tan significativos como una gala de esta incumbencia. Cualquier persona dentro de sus cabales no elegiría un traje de chaqueta rojo para esa ocasión, si no fuera por una gran cantidad de dinero proveniente de la marca diseñadora del traje.

Dani Alves con dos de sus looks más estrafalarios

Dani Alves con dos de sus looks más estrafalarios

Messi en las dos últimas galas del Balón de Oro

Messi en las dos últimas galas del Balón de Oro

 

 

 

 

 

 

 

 

Dani Alves es otro personaje que parece no tener asesor de imagen. Día a día nos sorprende con looks imposibles, con los que intenta llamar la atención, cada cual más extravagante que el anterior. Además de la ropa en sí, acostumbra a llevar siempre gorras, gorros, gafas de sol y zapatos más llamativos incluso que la vestimenta. La personalidad alocada, que muestra en el césped, se ve representada a la perfección en su forma tan excéntrica de vestir.

Pero existe un segmento de futbolistas que hacen gala de su gusto por la moda acompañado de su atractivo físico. Uno de los ejemplos más significativos es Xabi Alonso. El madridista es el paradigma de la moda en el ámbito deportivo español. Es imagen de una famosa firma de ropa masculina, y es que el traje de chaqueta le sienta verdaderamente bien. Su sencillez, que muestra dentro y fuera del campo, se ve plasmada en la forma de vestir y en la elegancia innata con la que luce cualquier tipo de prenda.

Xabi Alonso traje

Xabi Alonso demuestra que se la igual de bien jugar al fútbol que posar

David Beckham es otro madridista que ha sabido compaginar perfectamente su agraciada imagen con la moda. Muchas fueron las marcas que patrocinó en su etapa en el Real Madrid, y no solo de ropa deportiva. Todo lo que rodeaba a Beckham (peinado, ropa, complementos), era imitado por cientos de fans y seguidores. El pasado año se retiró del verde y actualmente es la imagen de una linea de ropa interior de una marca de ropa.

No puedo acabar sin hacer mención a uno de los más grandes del fútbol y más elegantes de todos los tiempos. A título personal, Zidane es uno de los hombres que mejor combina la elegancia con el paso de los años. Con el francés se cumple el dicho de quien tuvo retuvo y nadie mejor que él ejemplifica de la mejor manera posible el tándem fútbol y moda.