En una semana en la que la España del Marqués Vicente del Bosque debiera estar jugándose el acceso a la final, y Camacho gritando con cada regate de Don Andrés, las portadas de los diarios deportivos españoles se llenan de fichajes más propios de periodistas que están a pie de chiringuito que de profesionales que se encuentran en su lugar de trabajo. Aunque, pensándolo bien, en el caso del Barça, todo pudiera ser que fuese el mismo Robert el que desde su retiro en Benidorm o cualesquiera que sea la playa valenciana donde veranea, tuviese estas maravillosas ideas para reforzar el plantel de la temporada futbolística que se inicia en breves días.

Gabriel Jesús Palmeiras

Durante las últimas semanas la prensa catalana reincide en el máximo interés del director deportivo en Gabriel Jesús. Se trata de un futbolista brasileño de 19 años que juega como delantero centro en la Sociedade Esportiva Palmeiras de la Primera División de Brasil, en la que ha participado en la friolera de 32 partidos y ha marcado 25 goles. Es cierto que es un jugador joven, que a día de hoy no supone, a priori, un desembolso irracional para las cifras de mercado, se habla de 24 millones de euros y que con esa edad su proyección puede ser enorme.

Los contras de la operación son los típicos en estos acuerdos con equipos brasileños. Al final uno no sabe a quien pagarle, se dice que el 55% de la propiedad es de sus agentes, el 15% es del propio jugador y el 30% restante del Palmeiras. Por lo que para cerrar la operación habrá que invertir otros 10 millones, mínimo, en comisiones…¿segunda parte de Neymar? Neymar cuando llegó al Barça era un jugador con un rendimiento bastante homogéneo tanto en su club como en la selección absoluta. Al inocente de Gabriel se le espera pero todavía no se le encuentra ese rendimiento.

Lo peor para el club azulgrana es que ahora comienzan los Juegos Olímpicos, Gabriel Jesús quizás marque un par de goles, contra selecciones sub-23 poco potentes, el precio vaya subiendo y se nos venda como el sucesor de Neymar o Romario. Ya le valdría a Robert analizar bien el fichaje de un chaval brasileño no vaya a ser que dilapide inútilmente las maltrechas arcas azulgranas. Por cierto Bartomeu ¿para cuando se solucionará el tema de la publicidad? Hace tiempo que ganaste las elecciones y el soci culé no olvida…

Douglas Barcelona

Denis Suárez, Samuel Umtiti y el mencionado Gabriel Jesús suponen hasta ahora los máximos exponentes de la renovación azulgrana para el año que viene. A cambio perdemos a Alves, Bartra, Adriano, Vermaelen y Douglas si al final encuentra su pasaporte ¿Nos convence a los culés? Para nada. Las bajas no generan el consumo masivo de cleenex para enjugar las lágrimas, salvo Alves, que se ha ido cansado de ganar buscando nuevos retos, el resto han demostrado muy poco en las últimas temporadas. De los dos fichajes y el pretendido Gabriel, el único que convence un poco más es Denis.

El exjugador de Manchester City, Sevilla y Villarreal es una apuesta de futuro con mucho presente, en la Liga española ha demostrado tener una gran personalidad unida a una gran calidad. Su fichaje-repesca es una gran opción económica a la espera de que se le encuentre acomodo en la plantilla, es un melón abierto que sabemos lo que nos puede dar.

De los otros dos, analizado Gabriel Jesús, Samuel Umtiti tuvo anoche su bautismo de fuego ante miles de seguidores culés, ni aprobó ni suspendió. La débil Islandia poco pudo hacer ante la mayor calidad francesa, aunque bien es cierto que el bueno de Samuel no supo hacer nada para frenar los dos goles islandeses. Es un tipo tranquilo, es cierto, ayer erró muy pocos pases, pero yo, que soy un inepto con el balón en los pies, hubiese obtenido el mismo porcentaje de acierto si, como él, me dedico a no pasar el balón a un compañero que se encuentre más alejado de dos metros.

En definitiva que el Barça del año que viene, a la espera de una sorpresa, no ilusiona mucho en cuanto a la calidad de las nuevas incorporaciones. Es cierto que si se acierta tendremos una gran perspectiva deportiva, dada la juventud de los fichajes hasta la fecha. Si no obtenemos de estos fichajes el rendimiento que se espera, nos aguarda una temporada de grandes sufrimientos, y Robert estará, como el anterior director deportivo, de nuevo en el trampolín para caer al abismo del escarnio culé. Aguardemos a las próximas semanas y esperemos que Robert no se pase con los mojitos playeros y acierte con los fichajes…

Una Respuesta

  1. Joan

    Totalmente de acuerdo con usted. En mi opinión la política de fichajes del Barcelona hasta la fecha no tiene ni pies ni cabeza. Que Umtiti sea mejor que Bartra está por ver y lo de este brasileño ni lo comento porque me da hasta vergüenza ajena. Basta ya de engañar al socio, la gestión del club es un desastre que solo un tridente maravilloso logra tapar.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.