En el Mundial 86 de México, España quedó encuadrada en el Grupo D junto con Argelia, Irlanda del Norte y Brasil. El combinado nacional fue al país azteca con un equipo potente que a punto estuvo de ser campeón de Europa dos años antes.

La selección entrenada por el mítico Miguel Muñoz, tenía como figuras entre otros a Butragueño y Míchel quienes lideraban un equipo que aspiraba a lo máximo y que contaba con la ilusión de una nación que veía como el sueño de ser campeón del Mundo no era una quimera.

El debut de la selección fue ante una de las grandes favoritas, la Brasil de un Zico lesionado y un Sócrates que vislumbraba el final de su carrera futbolística.

Las alineaciones aquel 1 de junio en el estadio Jalisco de Guadalajara fueron las siguientes:

España Brasil
Andoni ZUBIZARRETA CARLOS
TOMÁS Reñones Grego EDSON
José Antonio CAMACHO EDINHO
Antonio MACEDA Francés JUNIOR
Andoni GOIKOETXEA CASAGRANDE
JULIO ALBERTO CARECA
VÍCTRO MUÑOZ JULIO CÉSAR (I)
Francisco López ALFARO ALEMAO
José Miguel González "MÍCHEL" BRANCO
Emilio BUTRAGUEÑO Santos SÓCRATES
JULIO SALINAS ELZO
MIGUEL MUÑOZ (E) Tele SANTANA (E)

Pronto, el que acabaría siendo el gran protagonista del encuentro, el árbitro australiano Chris Bambridge, se “tragó” un claro gol fantasma de Michel, tras disparo potente de éste y golpeo en el larguero.

España, pese a poner verdaderamente contra las cuerdas a Brasil, acabaría perdiendo el encuentro por 0-1 con un gol de Sócrates en clarísimo fuera de juego.

“Fue un gol claro. Si el árbitro lo llega a conceder, el desarrollo del encuentro quizás hubiera sido muy distinto.” – Edson Arantes do Nascimento, Pelé

Pese a este mal comienzo de torneo, la selección realizó un gran papel llegando hasta cuartos de final donde (como sería habitual hasta el año 2010) cayó por penaltis contra una Bélgica que solo supo defenderse.

Así fue el famoso gol de Michel contra Brasil que nunca subió al marcador

Así fue el famoso gol de Michel contra Brasil que nunca subió al marcador

Sobre El Autor

Fundador y Director

Nací en Murcia y crecí viendo al Barcelona de los Romário, Laudrup y Stoichkov. El fútbol de posesión y la figura del 4 son las claves.

Artículos Relacionados