No es el primero ni será el último encumbrado a la misma categoría que el, por muchos considerado, más grande de todos los tiempos. Cada vez que Brasil proclama al sucesor de`O Rei′ Pelé, los clubes interesados se multiplican al mismo ritmo que el escepticismo entre sus aficionados.

Brasil, campeonato donde un casi jubilado Romário (39 años) acabó siendo máximo goleador (22 goles en la temporada 2005), no es Europa.

Esta año, el jugador que asumirá dicho rol es Neymar, quien como parece acabará formando dupla con Lionel Messi en Can Barça.

La calidad del futbolista está fuera de toda duda, no así su rendimiento en Europa que se presenta como una auténtica incógnita.

Muchos seguidores consideran una locura hacer una fuerte inversión (se habla de unos 50 millones) ante el miedo de que se pueda convertir en el nuevo Robinho, quien tras su espectacular debut y consiguiente encumbramiento de la prensa (ver portadas) terminó por ser un tremendo fiasco.

Sin embargo, existe otra gran parte de culés que están ansiosos ante la llegada de brasileño, viendo en él al jugador necesario para volver a reinar en Europa.

¿Por qué?

Por obras de arte como esta…