Una isla con apenas 330.000 habitantes situada en el noroeste de Europa que cuenta con una tradición deportiva donde no es el fútbol, sino el balonmano, el deporte rey del territorio. Un país que no tiene demasiada historia en el deporte más aclamado y que ha conseguido clasificarse por primera vez, para disputar un torneo de escala europea como es la próxima Eurocopa que se celebrará en Francia en 2016.

Hablo de Islandia, la selección que ha dado la gran sorpresa durante la fase clasificatoria consiguiendo ya, lo que para otros conjuntos con renombre futbolístico no está aún cerrado porque se la juegan.

La fase de clasificación de la Eurocopa ya afronta su recta final al quedar tan solo un par de meses en los que se disputarán los últimos encuentros antes de saber quiénes serán aquellas selecciones que serán recibidas en el país galo al comienzo del próximo verano.

Islandia clasificada eurocopa

Islandia, una de las revelaciones de la fase de clasificación

República Checa, Turquía, Letonia, Kazajistan y la aclamada Holanda, forman parte del grupo A, que ya lidera la selección islandesa con 19 puntos al haber ganado seis de los ocho partidos que ha disputado hasta ahora y contando tan solo con una derrota frente a República Checa y un solo empate.

Sin duda alguna, puede considerarse una excelente racha la que han mantenido los futbolistas dirigidos por el sueco Lars Lagerbäck, quien entrena a la selección islandesa desde 2011, tras haber dirigido previamente a Nigeria durante el Mundial de Sudáfrica.

Es lo que viene a ser una gran sorpresa puesto que la carrera de la selección capitaneada por Aron Einar no cuenta con una buena historia en el mundo futbolero, al contrario, siempre ha sido de los equipos que alegraba a los rivales cuando estos veían que habían salido en su mismo bombo puesto que era los más débiles.

Siempre ha sido un equipo goleado por todos que no ha sido capaz de vencer a conjuntos europeos como Bélgica, Rumanía o Dinamarca y menos aún a las grandes selecciones de Holanda, Francia, Alemania o Inglaterra. Hasta ahora, claro.

Y es que fue la semana pasada cuando los islandeses vencieron a la Naranja Mecánica por 1-0 en Amsterdam con gol de Sigurdsson. Una victoria que sumada al último empate cosechado contra la selección kazaja, ha conseguido clasificar matemáticamente a los islandeses quienes viajarán a Francia en unos meses.

Una cita histórica que conseguirá sacar a sus aficionados a las calles para apoyar a unos jugadores y un cuerpo técnico que nunca han negado ser una selección pequeña y con pocas opciones frente al resto de conjuntos europeos. Pero aun así, ha quedado demostrado que con trabajo, esfuerzo, sacrificio y una de las pasiones más bonitas que hay que es la del fútbol, se puede llegar, al menos, hasta la ronda eliminatoria de la próxima Eurocopa.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.