Aún recuerdo aquella época. Los titulares de los periódicos deportivos le comparaban con Cristiano Ronaldo y se decía que ya iba en camino de convertirse en una mini versión del portugués.

No hace mucho de aquello. Y es que fue en 2011 cuando el canterano canario del Real Madrid, Jesé Rodríguez, comenzó a despuntar en el terreno de juego desde el momento en el que Mourinho decidió darle la primera oportunidad cuando todavía estaba jugando con el Castilla.

Un debut en el minuto 77 de un partido de Copa del Rey en el que los madridistas jugaban contra la Ponferradina, sería el estreno del canterano con el primer equipo. Una primera oportunidad que vendría seguida de otras muchas ocasiones debido al provechoso rendimiento que el delantero mostraba en cada salto al campo.

Jesé Rodríguez celebrando gol con el Real Madrid

Jesé Rodríguez celebrando un tanto con el Real Madrid

Las apariciones de la nueva pequeña estrella del Real Madrid comenzaron y los goles aparecieron con ellas. Su debut en Liga fue en marzo de 2012 y todavía tuvo que esperar poco más de un año para tocar balón en un partido oficial de Liga de Campeones en octubre de 2013.

Todo eran alegrías y buenos presentimientos cuando Jesé tuvo que alejarse de los terrenos de juego forzosamente durante ocho meses tras sufrir una lesión completa de ligamento cruzado anterior de su rodilla derecha, que hizo que todo cambiara.

Y es que tras la reaparición del delantero a finales de ese mismo año, no han sido muchas las oportunidades que el madridista ha disfrutado. Tan solo 4 goles anotó en la temporada 2014/2015 y cinco tantos en la 15/16 tras haber disputado veinte partidos, han sido las cifras que les llevaron a replantearse la situación tanto al jugador como al club y que provocaron la marcha del jugador a París este mismo verano para jugar en el París Saint-Germain.

Sin embargo, y de momento, no es que haya mejorado mucho su situación. Y es que al hecho de que haya disputado cuatro partidos oficiales con la camiseta del equipo parisino y no haya marcado, se suma la polémica que se ha generado en torno a la vida privada del futbolista.

Jesé Rodríguez París Sant Germain

El actual jugador del París Sant Germain durante un partido

Al parecer la forma de vida del canario no ha calado en gracia en parte de la afición y los medios franceses, que han decidido mostrar aspectos personales de la vida del joven canario quien además de la pasión por el fútbol comparte la pasión por la música.

La aparición que Jesé tuvo anoche en el partido de Champions que su equipo disputó ante el Basilea, no ayuda mucho a mejorar la opinión que actualmente se tiene del jugador. Y es que tras salir para sustituir a Di Maria y jugar 4 minutos, falló un mano a mano que fácilmente podría haber acabado en gol.

Quizá solo necesite tiempo para adaptarse a su nuevo entorno y tratar de volver a ser el que era cuando Mourinho le dio sus primeras oportunidades por aquel entonces y quizá, y probablemente es lo que está deseando, es que no se le juzgue en el campo por su vida privada sino por sus goles y su rendimiento en cada partido.