Lunes, día después del grueso de una jornada con muchos detalles que comentar. En los bares y oficinas de Madrid, Barcelona, Cuenca o Cádiz, se habla de las sorpresas que nos han deparado este fin de semana los primeros clasificados de nuestra Liga. Pero no solo aquí, estoy seguro de que en los pubs de Liverpool, las fábricas de Hannover, las calles de París o, ¿por qué no?, los museos de Florencia, se comentan los resultados y cambios en la clasificación de cada una de sus ligas, sobre todo tras este fin de semana, con interesantes sorpresas. Por si ustedes se encuentran en esos países, o por si quieren quedar de cosmopolitas ante sus amigos, vamos a repasar cómo se encuentran los puestos de cabeza de las cinco principales ligas europeas.

Empezando por la española, no es fácil encontrar un fin de semana en el que no hayan ganado ni FC Barcelona y Real Madrid, pero es que en este último incluso ha caído el Valencia por primera vez en la temporada.

Abrió fuego el Barça, con un frío empate, que ya nos contó ayer Toni Mateo, ante el Celta de Vigo. Lo que pintaba como una jornada en la que los líderes iban a tener que hacer uso de su colchón, acabó resultando en un aumento de la diferencia con el Valencia, que cayó ante un Getafe que jugó casi todo el partido con uno menos, planteó un partido atascado y sacó petróleo de su actuación. Como resultado, sigue segundo pero a cinco puntos del líder.

El Atlético de Madrid fue el gran beneficiado de la jornada. En dinámica positiva tras tocar fondo con la polémica de Griezmann, la vuelta de Koke tras su lesión le ha dado un aire más fresco. Ante la Real le costó, empezó perdiendo, volvió a errar múltiples ocasiones claras, se fue arriba con fe y, en minutos de cara y cruz en los que el equipo vasco pudo haber vuelto a marcar, cerró una remontada que le mantiene tercero, con dos puntos sobre el Real Madrid, a solo uno del Valencia y a unos asequibles aunque lejanos seis puntos del Barça. Quien no consiguió aprovechar por la noche el pinchazo matutino del Barça, fue el Real Madrid. Con su empate a cero en San Mamés mantuvo las distancias con el Barça, se le abrió brecha con el Atlético y dejó alcanzar por su próximo rival, el Sevilla. Pero algo más, deja la duda de un equipo que deja de ganar de media un punto por cada jornada, lleva seis puntos menos que la campaña pasada y que ni genera fútbol ni genera goles, algo que el año pasado no le abandonó en ningún momento. Pero este año aprieta menos el hambre.

Y como decíamos, el Sevilla ha alcanzado al Real Madrid justo cuando le toca visitarle en el Bernabéu. Un equipo espoleado por los problemas de salud de Berizzo, que aparentemente va avanzado a trancas y barrancas, pero que deja números muy similares a la brillante primera etapa de Sampaoli del pasado año. Venció al Deportivo con oficio y calidad y abre un escalón de siete puntos con el Villarreal, cerrando ese grupo de los líderes. Los castellonenses ocupan el último puesto que da posibilidad de clasificación europea, aunque con, nada menos que, Leganés, Getafe, Real Sociedad, Celta o Betis a tiro de tres puntos. Esto prevé tensión por esa última plaza de Europa League.

Guardiola dando órdenes Manchester City

En la Premier es donde más tranquilo ha sido el fin de semana de las cinco grandes ligas europeas. Allí, el Manchester City sigue con paso firme, sin titubear a pesar de insistir en empezar perdiendo y tener que remontar partidos. Con 43 de 45 puntos posibles conseguidos, venció al West Ham en casa por 2-1, y cada vez parece un equipo más hecho. Le sigue el otro equipo de Manchester. El United de Mourinho logró una meritoria victoria en el campo del Arsenal que le mantiene a ocho puntos del liderato y con tres sobre el Chelsea.

Los de Conte remontaron al Newcastle en casa para vencer 3-1 y proseguir tercero a once del City, retomando la buena senda de principios de temporada, aunque con mucho camino perdido con los de Guardiola. El Liverpool completa los puestos de Champions y sigue siendo un equipo de lo más entretenido. Este fin de semana venció por 1-5 al Brighton con los brasileños Firmino y Coutinho al frente.

El Arsenal, tras su derrota ante el United, vuelve a ser el equipo que se descabalga del ritmo de los grandes, como el curso pasado. Se encuentra a 15 puntos del City y con la inquietud de las posibles salidas de jugadores importantes en el mercado de invierno. A tiro de tres puntos tiene al Tottenham, que parece más centrado en su buena Champions, y a la revelación, el Burnley.

En Italia, aparte del primer punto con gol del portero que logró el Benevento (lo de este equipo va para película de Hollywood) ante el Milan, ha sido el fin de semana del cambio de líder. El Inter comanda la tabla como invicto, con 39 puntos, y una imagen de equipo casi imparable comandado por el acierto goleador de Icardi. Para celebrar su llegada al primer puesto, goleó 5-0 al Chievo. Así, ha descabalgado al Nápoles, que queda un punto por debajo tras caer en casa contra la Juventus, en el partido de la jornada que dictaminaba las posibilidades reales de los partenopeos.

Pero es que la Juve siempre está ahí. Este año que parecía que iba a quedarse atrás, ya está a dos puntos del liderato tras vencer en San Paolo. Además, lo hizo con gol del exnapolitano Higuaín, haciendo aumentar el odio que siente esa afición por su antigua estrella. Cuarta aguanta la Roma, tras una plácida victoria ante la SPAL, acecha a cinco de la cabeza con un partido menos que los tres equipos que le preceden.

Higuaín Juventus Nápoles

A la Europa League irían ahora mismo Lazio y Sampdoria, que disputaron un entretenidísimo partido este fin de semana en Génova que ganaron los romanos en el último suspiro por 1-2. Ambos equipos tienen un partido menos, igual que la Roma y, mientras los celestes están a siete de la cabeza, la Samp queda ya a 13.

En la Bundesliga, el Bayern de Munich cambió de entrenador a tiempo y, ayudado por el bajón del Dortmund, se ha estabilizado en la primera plaza, aunque con menos brillantez que en temporadas previas. Este fin de semana ganó 3-1 con facilidad al Hannover. El equipo revelación de la pasada temporada, el RB Leipzig, se está consagrando en este curso. A pesar de ser vapuleado 4-0 por el Hoffenheim, se mantiene segundo, ya a seis puntos de los bávaros.

El Schalke 04, tras algunas campañas complicadas, es tercero a siete del Bayern, a pesar de empatar con el Colonia en su campo. La terna de perseguidores del líder que no consiguieron vencer esta jornada la completa el Mönchengladbach, que cayó 3-0 en casa del Wolfsburgo y se sitúa a ocho del líder.

Justo detrás, tras su gran victoria ante el Leipzig, está el Hoffenheim, a nueve del líder y acechando la Champions gracias a los goles de la joven estrella Gnabry. Superaron en esta jornada al desinflado Dortmund, que empezó la campaña comiéndose el mundo y ahora está cerca de abandonar puestos europeos. Empató con el Bayer Leverkusen y tiene empatado a puntos al Augsburgo.

Por último, en la Ligue 1 francesa se dio la que parece la gran sorpresa del fin de semana. El equipo de moda en Europa, con permiso del City, cayó por primera vez en lo que va de temporada. Al PSG le tocó doblar la rodilla en Estrasburgo, a pesar de lo cual sigue líder con amplia ventaja. Nueve puntos por detrás, con 32, le siguen tres equipos: Olympique de Lyon, Mónaco y Olympique de Marsella.

Estrasburgo PSG

Los de Lyon, con Mariano y Fekir como estrellas, sacaron tres puntos con solvencia de la cancha del Caen. Un solitario gol de Falcao al principio del partido sirvió al Mónaco para derrotar al débil Angers. Mientras, el Olympique de Marsella no pudo pasar del empate en un muy disputado partido en Montpellier. Parece que estos serán los equipos que se repartirán las plazas europeas, ya que el Nantes, quinto, marcha ya a cinco puntos.

En definitiva, una interesante jornada que nos ha dado pie a repasar el estado de las grandes ligas europeas, casi todas, menos Italia, con líderes sólidos, pero con mucho camino por delante para poder vivir vuelcos y sorpresas.

Sobre El Autor

Director Adjunto

Futbolero y colchonero desde 1978. Sé por qué soy del Atleti, pero no puedo explicarlo. Si quieres hablar de fútbol, aquí tienes un amigo.

Artículos Relacionados