Estimados socios y aficionados del FC Barcelona,

Escribo esta carta para pedir disculpas por lo acontecido este verano. He estado reflexionando y me he dado cuenta de que he cometido una serie de errores. Errores que han servido para poner en peligro el futuro inmediato y de los próximos años de la entidad que dirijo.

En su momento puse la confección de la plantilla en manos de Robert Fernández, en teoría llevaba trabajando todo el año, junto con sus cuatro asesores, para que en esta temporada no se volviese a repetir el fracaso de la temporada pasada. El diagnóstico estaba claro, había que fichar un medio ofensivo, un mediocentro que relevase a Busquets, un lateral derecho y un extremo. La defensa se iba a apuntalar mirando al segundo equipo, que no a la cantera, el brasileño Marlon formaría parte del primer equipo.

Concluyó la pésima temporada pasada y Luis Enrique fue relevado por Ernesto Valverde, con el que llevábamos negociando varios meses. Todos estábamos de acuerdo, había jugadores que tenían que abandonar la entidad (Mathieu, Arda Turan, Vermaelen, Munir, Tello y Rafinha) y otros por los que podríamos aceptar ofertas (Digne, Mascherano y André Gomes). Pasaron los días y no fichábamos a nadie, ninguna operación fructificaba, el PSG no vendía a Verratti que era nuestro objetivo y alguien me comentó que quizás Neymar se podía marchar.

Imposible que eso tuviese lugar, ¡con la prima que le pagué a su padre por su fichaje y la que le iba a pagar por su renovación! Eso eran invenciones de la caverna madridista que tiene mucho poder, mi vicepresidente Jordi Mestre estaba de acuerdo conmigo, ¡Neymar se quedaba! Me equivoqué, toda la plantilla sabía que se marchaba y nadie de la junta teníamos idea de lo que pasaba en el club. Entendednos, hacía calor y las entrevistas por EEUU en las que parecía J.F. Kennedy, nublaron mi ya de por sí baja capacidad de reacción.

Como las negociaciones de altas y bajas no iban bien decidí remodelar la secretaría técnica y puse al frente a Pep Segura, no recuerdo muy bien si al final le dije que empezase a trabajar el 1 de septiembre, debió de ser eso porque con él las cosas fueron incluso a peor. Perdimos a Neymar, no hemos vendido a nadie salvo a Tello, compramos a un chaval de 20 años por 105 millones, que pueden ser 145 millones. El año pasado costaba 15 millones pero no quiso venir, ¡no quiso venir al FC Barcelona! ¿No sería que algo estábamos haciendo mal? La masa social estaba inquieta, pero los responsables del área deportiva me dijeron que estuviese tranquilo, Coutinho iba a venir y posiblemente alguien más.

Al final todos sabéis cual fue el desenlace de la historia. La plantilla es peor que la del año pasado. Y el responsable soy yo. Soy yo por haber confiado en gente sin ninguna experiencia en el ámbito de la gestión deportiva. Soy yo por tener a vicepresidentes enemistados con la plantilla del primer equipo. Soy yo por no saber qué es lo que pasa en el club que dirijo. Soy yo por poner cláusulas por debajo del mercado actual, ¡qué bien lo hace Florentino! Soy yo por no dar la cara ante los medios de comunicación el día después de los fichajes. Pero entendedme, para mí es más cómodo que me hagan entrevistas con preguntas pactadas en los medios deportivos catalanes. Es cierto que soy consciente que mis infantiles justificaciones en estos medios han herido gravemente vuestra inteligencia. El responsable soy yo por echar a perder al mejor jugador de la historia del fútbol, al rodearle de jugadores mediocres que no están a la altura de una institución como esta.

Pero sobre todo soy yo por ser un inepto, un presidente que se cree sus propias mentiras, un juguete en manos del fútbol moderno, un presidente pusilánime incapaz de dar la cara. Un presidente que se escuda en directores deportivos y ejecutivos tan incapaces como él. Pero sobre todo un presidente que ha convertido a este club y a su primer equipo de fútbol en el hazmerreír del mercado veraniego.

Una persona así no puede estar dirigiendo esta institución. Por todo ello, he decidido presentar mi renuncia irrevocable a ser presidente del FC Barcelona.

Fdo. Josep María Bartomeu Floreta (ex-presidente del FC Barcelona)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.