Si pensábamos que la pasada jornada serviría para aclarar dudas acerca del final de Liga estábamos totalmente equivocados. Bueno, en realidad todos pensamos que el Barcelona ya tenía el campeonato ganado por la importante diferencia de puntos que sacaba a sus rivales directos antes del Clásico que se jugó hace apenas tres semanas.

Y es que diez puntos de diferencia entre estos equipos es una distancia abismal, o eso parecía. Lo que está claro es que como dijo Iker Casillas, si hace tres semanas nos hubieran hablado del tremendo giro que daría la tabla de clasificación seguramente no nos lo creeríamos.

No hace falta que os diga que Barcelona y Atlético empatan a puntos con 79 y el Madrid de Zidane se encuentra a uno solo por debajo de ellos. Una distancia que se ha recortado en apenas unas jornadas y que ha conseguido que todos volvamos a emocionarnos con este final trepidante de curso.

Quedan cuatro jornadas, cuatro partidos de Liga que obligarán a cada uno de los aspirantes al título a dejarse la piel en el campo porque no habrá segundas oportunidades.

Atlético Madrid

Aparentemente, el calendario más sencillo, que no fácil, lo tiene el Atlético de Madrid quien se medirá a Málaga, Rayo, Levante y Celta. Además, si hay algo bueno de jugar el último partido en casa es que si finalmente se llevan el título no habrá un mejor sitio como el Calderón para poder celebrar lo que parecía imposible y lo que siempre ha obviado el Cholo, quien pretende que el resto del mundo crea que su equipo no puede competir con Barcelona y Madrid, aunque todos sepamos ya la respuesta desde hace algún tiempo.

Rayo, Real Sociedad, Valencia y Deportivo son los cuatro rivales del Real Madrid. Contrincantes que aunque por debajo de ellos en la tabla de clasificación podrían dar la sorpresa como ya hizo el Valencia frente al Barcelona el pasado domingo.

Un Barcelona que se levantó en su último partido marcando 8 goles al Deportivo y dejando claro que de momento ellos son los que van líderes como campeones momentáneos. Y es que todavía les queda enfrentarse a Sporting, Betis, Espanyol y Granada.

Neymar y Suárez

Sin duda, el derbi catalán será uno de los mejores partidos que nos quedan por ver esta temporada y quien sabe si finalmente los pericos conseguirán tumbar al equipo del cuestionado Luis Enrique poniéndole las cosas más fácil a sus amigos de la capital.

Dos equipos que jugarán la próxima semana las idas de las semifinales de la Champions y que podría acarrear un cansancio físico que sin duda les pasará factura en Liga, porque no olvidemos que se están jugando llegar a la final de la competición más importante del mundo. Lo que mirándolo desde el prisma culé no está de más.

Pero sin duda alguna lo que no está de más es este maravilloso final de temporada que los tres mejores equipos de la Liga están dispuestos a ofrecernos. Lucha, rivalidad, entrega y la mayor de las ilusiones estarán presentes en estas cuatro últimas jornadas de Liga que se presentan de lo más interesantes. Y es que lo mejor de todo es que ninguno de ellos está dispuesto a mirar atrás.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.