Como no podía ser de otra forma, y al igual que en las últimas ediciones, la final de la Copa del Rey vuelve a estar en el punto de mira y no precisamente por razones deportivas. Nuevamente los motivos políticos empañan la que debería ser una de las fiestas más importantes del deporte español y de todos los futboleros del país.

Sin embargo, siempre que el Barcelona juega la final, los desacuerdos sobre ideologías políticas consiguen ocupar las portadas de la prensa nacional y, lo que es peor aún y más bochornoso, de la prensa internacional.

Y es que este domingo 22 de mayo, el Vicente Calderón acoge la finalísima de la Copa del Rey con Sevilla y Barcelona como aspirantes al título. Un Barcelona que de ganar nuevamente el trofeo, lo haría por segundo año consecutivo.

Messi, Reyes, Alves y Banega durante la jugada de un partido

Un hecho que no será nada fácil puesto que el rival viene con el ánimo subido tras ganar la final de la UEFA Europa League al Liverpool de Klopp el pasado miércoles después de una gran remontada sevillista tras irse al descanso perdiendo por un gol a cero.

Por su parte, el Barcelona aún está ‘resacoso’ de las celebraciones que tuvieron lugar el domingo en la ciudad condal tras conquistar el título de Liga por segundo año consecutivo. Un equipo que tampoco va a regalar nada al contrincante, sobre todo, después de como se ha dudado de ellos en el último tramo de la temporada y tras ser eliminados de la Champions.

Sin duda, un partido que tiene todos los ingredientes para considerarse el ‘partidazo’ de la semana y que ningún aficionado al fútbol piensa perderse. Ambos conjuntos quieren cerrar la temporada con un doblete y sin duda están trabajando para ello.

Quien también está trabajando para que no se politice esta final es el Gobierno de España que ha anunciado a través de su delegada de Gobierno, la prohibición de las esteladas en el Estadio colchonero como medida para evitar cualquier tipo de desorden público que la presencia de estas pueda causar.

Aficionados blaugranas

Aficionados blaugranas mostrando las esteladas durante un partido del Barcelona

Una medida que no ha sentado nada bien a la directiva del club blaugrana quienes se estaban planteando la posibilidad de no acudir al estadio madrileño para presenciar el partido.

Personalmente, pienso que quizá no terminan de entender que los símbolos independentistas son habituales por gran parte de su afición, quien utiliza el fútbol para recalcar sus opciones políticas enfocadas al independentismo de Cataluña, algo que creo que debería estar fuera del Fútbol.

Pitos y abucheos al himno español y ensalzamiento de la bandera independentista catalana son algunas de las, en mi opinión, bochornosas formas que estos aficionados utilizan durante los partidos de Fútbol más decisivos con la intención de hacerse notar. Por supuesto es algo que consiguen porque todos los medios de comunicación se hacen eco de estas faltas de respeto y educación a los símbolos nacionales que ellos catalogan como “libertad de expresión”.

Sin duda, una libertad de expresión que seguirán haciendo suya en el momento en que suene el himno español y demuestren al mundo su descontento por formar parte del país. Eso sí, no lo suficiente para dejar de jugar la Liga y la Copa española.

Sobre El Autor

Periodista graduada por la Universidad de Murcia que actualmente se encuentra en Londres probando suerte. Una enamorada del fútbol que se siente afortunada de haber sido testigo de las hazañas más grandiosas que la Selección Española ha cosechado nunca. Y aquí sigue, con intención de volver a contarlo.

Artículos Relacionados