El liderazgo de equipos es un tema tan complejo como interesante, y supone uno de los elementos más importantes para los entrenadores de cara a obtener un resultado y rendimiento adecuado a todos los niveles (deportivo y humano) del equipo que dirige.

Entendemos que el entrenador debe ser un líder para los jugadores de la plantilla, pero también de su propio equipo de trabajo (ayudantes, preparador físico, médico, fisioterapeuta, psicólogo, entrenador de porteros, etc).

El conocimiento trasladado desde la psicología de grupos, la psicología deportiva, la sociología, la educación y otras áreas de interés pueden aportar para desarrollar mejor las habilidades de liderazgo en los entrenadores.

Solari entrenamiento Real Madrid

El liderazgo es el conjunto de habilidades directivas que un individuo tiene para influir en la forma de ser de las personas o en un grupo de personas determinado, haciendo que se trabaje con entusiasmo, en el logro de metas y objetivos.

En el fútbol, el entrenador ejerce de líder del equipo, es quien debe poseer la capacidad de influir en la conducta de los futbolistas con el fin de alcanzar los objetivos.

Pero no todos los entrenadores son líderes dentro del vestuario. Existen muchos, con buenas aptitudes futbolísticas, que fracasan en el ámbito del liderazgo deportivo. Para ello es necesario tratar a los jugadores con respeto, comunicando mensajes positivos y haciendo correcciones en las conductas erróneas y no en la persona. También debe reforzar constantemente los logros alcanzados y aumentar la motivación de sus jugadores.

Guardiola y Xabi Alonso

Para mejorar esa capacidad de liderazgo, los entrenadores, podemos trabajar los siguientes aspectos:

Conocernos a nosotros mismos, siendo realistas, con nuestros defectos y nuestras virtudes.

– Debemos tener una visión clara de a dónde queremos llegar con nuestro equipo, qué metas esperamos conseguir y establecer objetivos.

-Debemos ganarnos la confianza de nuestros jugadores, actuando con humildad, aceptando y respetando a los demás, siendo flexible, manteniendo la calma, promoviendo la participación activa de nuestros jugadores en la toma de decisiones y mostrando que estamos al servicio del equipo.

Comunicarnos de forma efectiva, saber escuchar, concentrarnos en las conductas y actitudes positivas, mostrarnos asertivo y transmitir confianza a nuestros jugadores.

Luis Enrique Barcelona

Un entrenador con liderazgo dentro del vestuario de un equipo da la cara por sus jugadores siempre, y se muestra creíble y fiable ante sus jugadores. Sabe escuchar a sus ayudantes y a sus jugadores, manifestando empatía hacía ellos, haciéndoles ver que comprende sus sentimientos y es claro y directo a la hora de comunicarse.

La existencia de liderazgo por parte del entrenador ayuda a obtener un mayor rendimiento por parte del equipo. Por tanto, trabajar esta competencia es invertir en los nuestros.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.