El Mundial del país carioca sigue su curso y hoy mismo comienzan los cuartos de final con el partidazo que enfrenta esta tarde a Francia y Alemania. Un encuentro que da el pitido inicial a la antepenúltima fase de la competición que está siendo curiosa para los aficionados al fútbol en muchos sentidos. Y lo que nos queda por ver.

A los europeos nos ha sorprendido que para la fase de octavos ya se hubiesen eliminado a las grandes selecciones del continente como España, la vigente campeona, Italia o Portugal, y que en estos partidos decisivos tuviésemos una representación con la que muchos ya comenzaban a hablar jocosamente de que estos mundiales se habían convertido en la Copa Sudamericana, lo que no ha conseguido eliminar el espectáculo que todos los equipos están dando.

Prórroga Alemania Argelia

Alemanes y argelinos enfrentándose en la prórroga del partido de octavos del Mundial

Pero sin duda, lo más llamativo es la “participación” de los 30 minutos de añadido más conocidos en el mundo del fútbol como la prórroga. Ésta se ha instalado en cinco de los 8 partidos disputados en estos octavos de final, para señalar un vencedor y un vencido en unos enfrentamientos donde los goles no están haciendo acto de presencia, al menos, durante los 90 minutos de partido. Una realidad que deja constancia de la igualdad que se está mostrando entre las diferentes selecciones del mundo sin empequeñecer a ninguna de ellas.

Lo más sorprendente es que las grandes como Brasil, que aunque finalmente se llevó la victoria en los penaltis, Argentina o Alemania, hayan tenido que pasar por la prórroga para llevarse la victoria, tras disputar todo el encuentro con el marcador a cero, teniendo goleadores natos como Neymar, Messi, Higuaín o Thomas Müller. Un escenario que demuestra lo complicado de los grandes ante los equipos que están dando la sorpresa como la Selección Colombiana y la Costarricense, que han conseguido arrastrar el cariño de muchos aficionados tras llegar a cuartos venciendo a la Uruguay de Luis Suárez, aunque no estuviese él, y a la Selección Griega de Konstantinos Mitroglou respectivamente.

Brasil sigue agotando los días para llegar a la final del próximo 13 de julio en Río de Janeiro donde el estadio de Maracaná se vestirá de gala para recibir ante el mundo del fútbol a las dos finalistas de este Mundial.

Unos adversarios que tras haber disputado la fase de octavos destacan en su mayoría por la escasez de goles, la calidad individual que están mostrando muchos de los internacionales que serán protagonistas del mercado de verano, y  la emoción que con el paso de los días sigue en aumento ante el mayor espectáculo del mundo, que esperamos se resuelva tras 90 minutos de jogo bonito y sin hacer uso de la tan desgastada prórroga en este Mundial de Brasil.

Una Respuesta

  1. ZGama

    Buen artículo, pero el partido de Brasil en octavos fue empate a uno, no empate a 0.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.