El Real Madrid tropezó en Las Palmas y deja LaLiga igualada tras 6 jornadas. La primera parte terminó con un 60% de posesión del equipo de Quique Setién, el cual demostró tener el toque y la triangulación como primera y más importante máxima. Un Madrid que ofreció unos buenos 30 minutos vio como llegaba al descanso con un empate. Y así sería hasta el final. El conjunto blanco gozó de las mejores oportunidades, sin embargo los despistes se pagan y la fe y lucha canarias hicieron que volaran dos puntos.

Zidane sentó a Cristiano Ronaldo, quien demostró estar realizando la pretemporada sobre el campo. El técnico francés tiene que lidiar con la “papeleta” de ver como no solo ninguno de la BBC está en forma sino que sus teóricos suplentes, véase Morata o Lucas Vázquez, se merecen gozar de una mayor continuidad. El martes se enfrenta a un Dortmund que a día de hoy parece junto con el City el equipo que en mejor forma está de Europa. Ojo que los errores en Champions no tienen tan fácil solución como en Liga.

Por su parte el Barcelona jugó un partido mediocre en el que Cristiano se habría encontrado como pez en el agua, ya que parecía propio de un torneo veraniego. El Sporting aguantó con dignidad hasta que dos zarpazos blaugranas dilapidaron todas sus esperanzas. Posteriormente entraría Douglas para terminar la faena. 5-0 que no deja de evidenciar que tantos cambios en el once provocan como mínimo que el equipo pierda su identidad y juegue a otra cosa que no es el Barsa. La gran noticia fue Sergi Roberto, un jugador que con cada actuación deja patente el necesario cambio de entrenador en la selección española. Por otro lado, Digne ha de incorporarse más al ataque si de verdad pretende al menos “hacerle cosquillas” a Jordi Alba. El miércoles el Mönchengladbach, a priori claro favorito el equipo de Luis Enrique.

Y hoy domingo el tercero en discordia, el Atlético de Madrid, o el Griezmann de Madrid, logró sacar su partido en el minuto 70. Le costó al Atleti pese a la pronta expulsión de Fayçal. La principal preocupación de Simeone, además de las lesiones de Giménez y sobretodo Augusto, debe ser la falta de gol por parte de otros jugadores. A Gameiro, teniendo mucha más calidad, se le está poniendo cara de Jackson Martínez y ya se sabe que en fútbol, los títulos vienen de la mano del gol.

En definitiva, LaLiga está de lo más interesante. Esperemos que sea por muchas jornadas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.