Si hace tres años les hubiesen dicho que se proclamarían campeonas de la Liga de Segunda Infantil masculina en Cataluña a falta de cuatro jornadas para concluir la competición y superando en 16 puntos al segundo clasificado, probablemente se hubiesen extrañado.

Y es que comenzar un proyecto deportivo desde cero con un equipo integrado únicamente por chicas que compiten cada fin de semana contra chicos no es nada fácil. Sin embargo, de dificultades logradas está lleno el mundo y el AEM Lleida puede sentirse orgulloso de haber conseguido y superado una ardua tarea como la de hacerse con el título liguero.

Las jóvenes promesas del fútbol femenino celebran el triunfo de la Liga

En un momento en el que el Fútbol femenino está viviendo un proceso de impulso desde los clubes y las Federaciones más importantes, que un grupo de chicas jóvenes superen deportivamente a sus rivales masculinos deja ver que ellas están a la misma altura que sus compis los chicos.

Estas campeonas han disputado 22 partidos esta temporada. 19 victorias, dos empates y una sola derrota son los increíbles números de estas miniguerreras que han trabajado táctica y técnicamente para suplir las carencias físicas que tenían con respecto a los chicos de su edad.

Entre las vencedoras se encuentra la pichichi de la Liga, Andrea Gómez, quien ha marcado 37 goles en tan solo 21 partidos jugados. Otra de las protagonistas, la guardameta del equipo catalán Laura Martí, quien ha sido la guardameta menos goleada hasta la fecha. Unos datos que remarcan que el miedo y la desconfianza con la que comenzaron este proyecto ha dado sus frutos y de qué manera.

Foto de equipo de las campeonas de la Liga de Fútbol masculino

El entrenador de las jóvenes ha señalado el tremendo orgullo que le suscita la hazaña conseguida por sus chicas y las sitúa como el ejemplo para todas aquellas niñas que quieren iniciarse en el mundo del Fútbol y que piensan que quizá no son lo suficientemente buenas para ello.

Recordemos que cuando los pequeños juegan en alevines, niños y niñas pueden formar parte del mismo equipo y es cuando saltan a las categorías infantiles el momento en el que no está permitido que ambos sexos compartan equipo. Llega el momento de separarse y el camino de los chicos hacia el éxito futbolístico es mucho más fácil.

Quizá hechos como este y los intentos de muchos clubes e instituciones por darles el mismo sitio que a los hombres en el Fútbol, ayude a que las carreras de estas jóvenes futbolistas se desarrollen con las mismas facilidades, y por supuesto dificultades, que los chicos de la cantera madridista o sevillista.

Sobre El Autor

Periodista graduada por la Universidad de Murcia que actualmente se encuentra en Londres probando suerte. Una enamorada del fútbol que se siente afortunada de haber sido testigo de las hazañas más grandiosas que la Selección Española ha cosechado nunca. Y aquí sigue, con intención de volver a contarlo.

Artículos Relacionados